"Falsas víctimas" de la masacre de Mapiripán pidieron perdón

El próximo 12 de mayo se conocerá el sentido del fallo en el proceso que se adelanta contra las hermanas Pinzón López quienes ya aceptaron su responsabilidad en los delitos imputados por la Fiscalía.

El próximo 12 de mayo un juez de conocimiento de Bogotá dará a conocer el sentido del fallo en el proceso que se les adelanta a las hermanas María Teresa, Esther, Sara Paula y Luz Mary Pinzón López por presuntamente haber faltado a la verdad en la investigación que se adelantó por la masacre de Mapiripán, ejecutada por grupos paramilitares entre los días 15 y 20 de jullio de 1997.

"He comprendido que eso no se vuelve a hacer su señoría, le pido perdón a usted, al país y al general (Jamie Humberto Uscátegui", aseguró Luz Mary Pinzón López en la diligencia judicial celebrada este lunes. La Fiscalía y la Procuraduría le pidieron al juez del caso que imponga un fallo ejemplar en contra de las cuatro procesadas y se mantena la pena privativa de la libertad. 

El pasado 14 de octubre aceptaron su responsabildad en los delitos de fraude procesal, falso testimonios, estafa agravada y enriquecimiento ilícito de particulares. Por estos mismos hechos fueron cobijadas con medida de aseguramiento en la cárcel El Buen Pastor. En diversas oportunidades han manifestado que reintegrarán el dinero que recibieron como indemnización por orden de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos. 

Según la investigación de la Fiscalía las procesadas denunciaron que cinco de sus familiares habían sido asesinados durante la incursión comandanda por Salvatore Mancuso. Debido a esto recibieron una acreditación que fue presentada en la demanda en contra del Estado colombiano por la participación de agentes del Estado en estos hechos.

El organismo internacional le ordenó al Estado el pago de 2.946 millones de pesos como indemnización para las ahora acusadas. En su fallo la Corte Intermaericana manifestó que habían sido 40 las víctimas mortales de la masacre, sin embargo en los últimos años se conocieron testimonios y documentos que indican que la cifra es menor.

Después de revisar el caso, la Fiscalía General certificó que fueron nueve las víctimas. Por estos mismos hechos aceptaron cargos Mariela Contreras, su hija y su yerno quienes están a la espera del fallo condenatorio. (Ver )

Estas sentencias son la base en la demanda que presentó el general (r) Jaime Humberto Uscátegui ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para reversar la condena de 37 años de prisión emitida por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia por omitir sus funciones y permitir el ingreso de los paramilitares en la región.