Falta mucho por saber sobre el caso Odebrecht, dicen antiguas fichas de la firma en Colombia 

Los empresarios que movieron los sobornos de la multinacional (Federico Gaviria, Eduardo Zambrano, Gabriel Dumar y Javier Torres) pidieron perdón por sus actuaciones en la trama de corrupción más grande de los últimos años en Colombia.

Empresarios Federico Gaviria y Gabriel Dumar Lora.Archivo El Espectador

"Falta mucha tela por cortar", "Perdón, Perdón, Perdón". Estas fueron algunas de las declaraciones que dieron Federico Gaviria, Eduardo Zambrano, Gabriel Dumar y Javier Torres, los empresarios de Odebrecht en Colombia que movieron los sobornos de Odebrecht en Colombia para darles apariencia de legalidad y que fueron a parar en los bolsillos de varios funcionarios del Estado. Los cuatro estaban citados hoy en la mañana en los juzgados especializados para concretar o dejar casi que listos sus negociaciones con el ente investigador.

(Lea también: La versión de Álex Vernot sobre el caso de Odebrecht)

Las declaraciones de las fichas de la red de sobornos se dieron en el marco de un acto de perdón público ante la sociedad, por medio de los medios de comunicación, y la víctima del caso, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). “Pido perdón con todo mi corazón, fuerzas y espíritu a la sociedad colombiana, a la justicia colombiana y a la Agencia Nacional de Infraestructura y a sus funcionarios honestos y trabajadores, quienes en virtud de mi conducta han sido víctimas de señalamientos o afectados en su buen nombre”, aseguró Gabriel Dumar.

Y añadió que "En lo relativo a mi participación en la trama de Odebrecht no tuve ningún tipo de vinculación y conocimiento de conducta irregular de ninguno de sus funcionarios”. "Este empresario, quien fue representante legal de Sion (por donde pasaron 9.000 millones de la firma brasilera) pagaría una pena de 54 meses por el delito de enriquecimiento ilícito en calidad de cómplice y no de autor como inicialmente se le había imputado. El empresario se compromete a reintegrar $215 millones de pesos.

(Lea también: Las acciones del Estado colombiano contra Odebrecht)

Por su parte, Federico Gaviria, en una extensa declaración volvió a mencionar su inconformismo con "poca colaboración " de los directivos de Odebrecht en Colombia y mencionó algunos de los 20 que, según el, le deben "la verdad al país sobre el caso Odebrecht". En su preacuerdo, el empresario antioqueño aceptó los delitos de cohecho y tráfico de influencias, y pagaría 25 meses de cárcel. En el preacuerdo, Gaviria también se compromete a pagar una multa de 83,33 Salarios Mínimos  y reintegrará 8.894 millones de pesos por los delitos aceptados.

"Señores, ustedes están blindados en Brasil, por un acuerdo de no extradición con Colombia, entonces se refugian en Brasil y nos dejan a nosotros los colombianos con la poca posibilidad de que puedan judicializar a muchas personas, por ética, por moral, por lealtad hasta con nosotros mismo que fuimos utilizados por ustedes, vengan a Colombia y digan la verdad",contó Gaviria.

(Le puede interesar: Todo lo que pasó en el caso Odebrecht en 2019)

El juez del caso se mantuvo con relación al preacuerdo del empresario Gustavo Torres, antigua cabeza de la firma Profesionales de Bolsa, por donde también pasaron sobornos de la multinacional. El juez especializado volvió a negar esta negociación a raíz de que no existe una garantía real de que este pague el 50% restante que se comprometió a devolver a las autoridades.  En su preacuerdo Torres pagaría una pena de 51 meses de prisión y ya entregó $980 millones, se espera que en las próximas semanas, este pueda resolver esta situación, ya que sus bienes se encuentran con medidas cautelares desde que le imputaron cargos en julio de 2017.

En cuanto a Zambrano, quien dio una escueta declaración como muestra de su arrepentimiento, ayer le fue aprobado un principio de oportunidad. Este se comprometió a declarar contra el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade;  el representante de la empresa Depósito Industriales, Luis Eduardo Gómez Martínez, los empresarios Leonardo Castro y Francesco Stopponi, por las irregularidades que rodearon la entrega del contrato de la Ruta del Sol III. Por esta promesa de colaboración, cesará por un año la persecución penal contra el empresario por los delitos de lavado de activos y concierto para delinquir.

 

904279

2020-02-12T18:43:48-05:00

article

2020-02-12T18:55:56-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

Falta mucho por saber sobre el caso Odebrecht, dicen antiguas fichas de la firma en Colombia 

94

5502

5596

Temas relacionados