Familiares de agente del CTI desparecido piden que les cuentan la verdad

Hace un mes, en zona selvática del municipio de Calamar (Guaviare), Andrés Felipe García desapareció en medio de un operativo militar contra el comandante guerrillero conocido con e aias de 'Carlos Lozada'. Su padre manifestó que su hijo está secuestrado por la guerrilla y la Fiscalía no quiere pronunciarse para evitar conflictos políticos.

Familiares, amigos y compañeros de trabajo del agente del CTI, Andrés Felipe García, quien lleva más de un mes desaparecido en la zona selvática del municipio de Calamar (Guaviare) después de haber participado en un operativo militar, realizaron un plantón al frente del búnker de la Fiscalía. En medio de arengas y pancartas, le solicitaron al fiscal general, Eduardo Montealegre, que se pronunciara sobre los hechos, ya que para ellos García fue secuestrado por la guerrilla.

En la madrugada del pasado 6 de mayo, después que el Ejército bombardeara uno de los campamentos del comandare guerrillero, alias 'Carlos Lozada', un grupo de agentes especiales del CTI ingresó a la zona para realizar labores de Policía Judicial, como por ejemplo, recolectar pruebas y realizar levantamiento de cadáveres. Según explicó uno de los hombres que se encargaba de realizar estas labores, el día en que el que García desapareció, se presentaron una serie de inconvenientes durante el operativo, especialmente, en el momento en que las tropas y el grupo del CTI descendían de los helicópteros.

En su relato, la fuente manifestó que ese día 12 helicópteros participaron de la operación que consistía en cercar el campamento bombardeado. La orden impartida por el comando militar había sido que la inmersión de las tropas y el tiempo de vuelo de las aeronaves debía ser máximo de 20 minutos. Sin embargo, al ser muy espesa la selva, se presentaron dificultades en los descensos,. Antes del turno de García, ya se habían presentado dos inconvenientes con las cuerdas y los árboles.

Varios testigos del momento aseguraron que García tuvo serias dificultades con su descenso y que fue el capitán del helicóptero quien tomo la decisión de abortar la misión por seguridad de la tripulación ya que habían superado el tiempo límite de vuelo. Al parecer, en ese momento el agente desaparecido continuaba realizando su descenso, por lo que el maestro de cuerda decidió apoyarlo monuelamente. La principal hipótesis que manejan los amigos y familiares de García, es que el joven logró llegar al suelo con bastante dificultad y a varios metros del punto de encuentro con sus otros compañeros.

Asimismo, advirtieron que lo más probable es que García había sido capturado por una cuadrilla guerrillera, y que ésta lo habría utilizado como escudo para poder sacar de la zona al comandante 'Carlos Lozada'. Por este motivo, le solicitaron al fiscal Montealegre que dijera la verdad del caso, para así poder establecer un plan de búsqueda, ya que, supuestamente, las primeras versiones que hablaban de una falla aérea y de que García había cortado su soga son mentira. Además, señalaron que esta situación no puede estar permeada por intereses políticos como lo son las elecciones.

El padre del hoy desaparecido, Álvaro García, fue enfático en decir que "lo más seguro es que a mi hijo lo tenga un anillo de seguridad de ‘Carlos Lozada’. Que él cortó la soga no me convence porque él no llevaba cuchillo y para cortarla en el aire es casi imposible. Al principio nos dijeron que se había encontrado el fusil y el equipo, pero el general de la zona desvirtuó la información. Nosotros le pedimos al fiscal que haga un pronunciamiento porque no sabemos cómo se ha manejado la situación desde adentro. Necesitamos conocer si él está o no interesado en el tema. En todas estas situaciones se manejan tintes políticos porque no se puede tapar el sol con un dedo y eso causa tristeza". Finalmente indicó que él confía en que su hijo está vivo.

Temas relacionados