34 años después

Familiares de Gloria Anzola, desaparecida en el Palacio de Justicia, recibieron sus restos

En un acto solemne, realizado en la sede máxima de la justicia colombiana, la Fiscalía y Medicina Legal entregaron oficialmente los restos de la abogada, una de las once personas que fueron desaparecidas durante la toma y retoma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985.

Juan Francisco Lanao recibiendo los restos de su madre, Gloria Anzola. Cristian Garavito - El Espectador

Al mediodía del 10 de diciembre de 2019, Juan Francisco Lanao recibió los restos de su madre, Gloria Anzola de Lanao, en el mismo sitio en el que se perdió su rastro hace más 34 años: el Palacio de Justicia, en el centro de Bogotá. La abogada, quien parqueaba su carro en la sede máxima de la justicia colombiana -porque una tía suya era magistrada del Consejo de Estado- desapareció durante la toma y retoma del Palacio de Justicia el 6 y 7 de noviembre de 1985. En septiembre pasado, Medicina Legal le confirmó a su hijo que los restos de su madre habían sido encontrados en la tumba de María Janeth Rozo, una magistrada auxiliar de la Corte Suprema que también fue víctima del holocausto.

(Lea también: Desaparecidos del Palacio de Justicia: el caos sigue presente)

En el patio central del Palacio se llevó el acto solemne en el que la Fiscalía y Medicina legal realizaron la entrega oficial de los restos de Anzola. “Vengo a conocer a mi madre 34 años después”, señaló Juan Francisco a este diario en septiembre pasado luego de que se conociera publicamente la noticia. En el evento, al que asistieron los hermanos de Gloria Anzola; el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco De Roux; la directora de la Unidad de Busqueda de personas dadas por Desaparecidas, Luz Marina Monzón, y el expresidente Ernesto Samper, participaron además los familiares de los 11 desaparecidos forzadamente que la Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoció. 

“Ella era una persona honesta, trabajadora sincera, feliz, franca y comprometida (...) ella me adoraba con el alma. Le has dado un valor increíble a mi vida. Gracias a mis familiares que están y no están y que me dieron la fuerza para continuar, a las familias de los desparecidos (Urán, Sandoval, Andrade) por las vivencias y todo lo que he podido aprender. (...) Hoy puedo mirar al cielo y decirle a mi abuela: ‘siento que haya sido tarde, pero lo logramos’. Hoy regresa el cuerpo de mi mamá al lado de mi abuela, como tuvo que haber sido”, señaló Juan Francisco Lanao durante el acto solemne.

El presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, resaltó la intervención del hijo de Gloria Anzola y aseguró: “Es muy cierto lo que ha dicho Juan Francisco cuando se refiere a que aquí has ‘terminado con una tarea’ la cual asumiste cuando tomaste conciencia de que era tu responsabilidad. Creo profundamente que las personas que se fueron a raíz de estas tragedias humanas están aquí con nosotros y por eso estamos aquí, convocados por estos seres queridos que actúan en sus corazones(...)”. El padre de Roux también resaltó lo importancia de la Comisión de la Verdad y de la Unidad de Búsqueda de personas Desparecidas para determinar que fue lo que pasó durante el conflicto armado.

(Le puede interesar: Los reproches a la Fiscalía sobre los desaparecidos del Palacio de Justicia)

Monzón, cabeza máxima de esta última institución, expresó, entre lágrimas, su profundo “reconocimiento” a Juan Francisco Lanao y a todos los famliares “que luchan todos los días por un escenario de dignidad, memoria y resistencia”. También señaló que, gracias a la lucha de los desaparecidos, hoy en Colombia se reconoce un crimen distinto al del secuestro como lo es la desaparición forzada. “En 1982, no estaba tipificado y fue por la lucha de ustedes que existe una ley que reconoce que acá un crimen se cometió (...) Ustedes han contribuido a cambiar este país”, concluyó Monzón. 

En noviembre de 2014, la Corte Interamericana pidió a Colombia seguir investigando sobre la suerte de los desaparecidos. El tribunal internacional en ese momento también narró cómo en el marco de la toma y retoma de la sede máxima de la justicia colombiana se torturó y se detuvo arbitrariamentea dos estudiantes del Externado y dos hombres más que estaban dentro del Palacio, acusados todos por el Ejército de ser guerrilleros. Asimismo, se cuenta la desaparición forzada y posterior ejecución extrajudicial del abogado y politólogo Carlos Horacio Urán.

(En contexto: Palacio de Jusiticia: identifican los restos de Gloria Anzola)

Los familiares de las otras personas cuyos restos se han identificado (Cristina Guarín, Héctor Jaime Beltrán, Luz Mary Portela, Lucy Amparo Oviedo y Bernardo Beltrán) alegan que la Fiscalía no ha hecho investigaciones serias para esclarecer qué pasó con ellos durante y después del holocausto. La Fiscalía, por su parte, se defiende diciendo que ha hecho todo por dar con los restos de los desaparecidos. Pero ubicarlos, está demostrado, no resuelve todos los interrogantes.

En septiembre pasado, cuando Medicina Legal le informó a la familia Anzola Lanao sobre el hallazgo de los restos de su familiar, también se dejó en firme una condena contra el respondable de la desaparación de cuatro personas en el Palacio. La Corte Suprema de Justicia condenó a 35 años de prisión al general (r) Jesús Armando Arias Cabrales, quien comandaba la Brigada XIII cuando el M-19 se tomó el Palacio de Justicia. El 20 de diciembre de 2017, este alto tribunal admitió la demanda de casación del alto oficial retirado pero hace tres meses negó su petición de ser absuelto tras ser condenado en primera y segunda instancia por la desaparición forzada de Carlos Rodríguez, Bernardo Beltrán, Luz Mary Portela e Irma Franco.

(Lea también: “Vengo a conocer a mi madre 34 años después”: Juan Francisco Lanao

Luego de que el M-19 se tomara las instalaciones de la Corte, Arias Cabrales fue el encargado de liderar la recuperación del edificio. A su cargo tuvo todo el operativo en el que participaron la Policía, el DAS y el Ejército. Por ende, al estar al frente de las acciones militares, quedó probado que el general Arias Cabrales “fue el artífice principal de las conductas ocurridas con ocasión de la ‘solución final’ que se dio a los sucesos subsiguientes a la consolidación de ese operativo injustificable, no por omisión, sino por su aporte a la comisión de la conducta y por el control absoluto de la operación que los mandos le confiaron”, según el fallo que dejó en firme su condena.

895194

2019-12-10T15:26:28-05:00

article

2019-12-10T16:22:37-05:00

fmorales_262233

none

José David Escobar Moreno - @JoseDEM18

Judicial

Familiares de Gloria Anzola, desaparecida en el Palacio de Justicia, recibieron sus restos

90

7728

7818