Farc niegan autoría en secuestro de Nohora Valentina

El grupo guerrillero hizo un anuncio similar al realizado en días pasados por el Eln.

En un comunicado el 10 frente de las Farc negó su responsabilidad en el secuestro de la menor de 10 años, Nohora Valentina Muñoz, plagiada en Fortul (Arauca). Manifestaron que se han hecho señalamientos sin tener ninguna prueba de su autoría en el rapto.

“El Estado Mayor del 10 frente, hace saber a la opinión pública que ninguna de nuestras unidades tiene que ver con este secuestro que condenamos sin vacilaciones, a la vez que alertamos a toda la opinión para no dejarse manipular y confundir respecto a los verdaderos autores y las oscuras intenciones que puedan estar motivando tan repudiable hecho”, dice el grupo guerrillero en un comunicado difundido en su página web.

Así mismo, señalan que los han intentado vincular mediante acusaciones tendenciosas por parte de mandos militares y de policía, lo cual rechazamos de plano por no corresponder dichas afirmaciones con la realidad”.

En el texto, el grupo armado señala que, "el secuestro de la menor parece calcado de los manuales de operaciones sicológicas de los organismos de inteligencia militar, a fin de moldear la opinión regional y nacional a favor del escalamiento guerrerista propiciado desde las altas esferas gubernamentales, contrario al deseo de una salida incruenta y civilizada para la crisis nacional, por la vía del diálogo, que viene ganando terreno en diversos sectores sociales y políticos del país".

Este pronunciamiento, similar al realizado en días pasados por el Eln, deja aún más dudas sobre el paradero de la niña, luego de que el padre, Jorge Enrique Muñoz, alcalde del municipio de Fortul, pidió una prueba de vida a los captores de la pequeña que cumple 14 días secuestrada.

“Yo necesito hablar con mi hija, es la única forma que yo tengo para saber que está bien. Necesito una prueba real que me diga que mi hija está bien y que está recibiendo buen trato, eso es lo que necesito”, dijo el angustiado padre quien denunció además que grupos de extorsionistas aprovechan su situación para llamar y exigir dinero por la liberación de la pequeña de 10 años.