'Las Farc no son una organización terrorista': Consejo de Estado

Esto no implica, advierte el alto tribunal, que este grupo armado ilegal no cometa actos terroristas.

“Resulta incontrovertible la existencia de un conflicto armado en Colombia, lo cual constituye el fundamento jurídico necesario para que se imponga a las partes que en él intervienen el deber de respetar y hacer respetar el DIH en todo tiempo y lugar. Ello significa, de la misma manera, que no resulta jurídicamente riguroso, ni respetuoso de la disposiciones del mismo DIH, catalogar sin matices a las agrupaciones guerrilleras que, como las Farc, toman parte en el conflicto armado, como terroristas. A pesar de que realicen actos terroristas o de que incurran en conductas que puedan suponer la configuración de infracciones al DIH, por las cuales deberán responder individualmente los integrantes de la referida organización armada”.

Estas afirmaciones hacen parte de un fallo en el que el Consejo de Estado condenó a la Nación por no impedir el secuestro de un militar, en 1996, durante la toma de la Base de Las Delicias, ubicada en Caquetá, por parte de las Farc. Hecho que, según el alto tribunal, no debe considerarse de ninguna forma un acto terrorista. “Las hostilidades contra quienes participen en operaciones militares dentro del marco de un conflicto armado son permitidas por el DIH, conjunto normativo que, al propio tiempo, proscribe la realización de actos de terror en contra de la población civil”.

Esto, señala el Consejo de Estado, no implica que los guerrilleros no cometan de vez en cuando actos terroristas si su accionar violento, en determinado momento, está dirigido a causar pánico entre la población civil. Sin embargo, la realización de un acto terrorista no debe llevar a calificar al sujeto como terrorista, “más allá de la responsabilidad que puede caberle al combatiente individualmente considerado por incurrir en la comisión de crímenes de guerra u otras infracciones al DIH, pues dicha categorización debe reservarse a quienes utilicen de manera sistemática el terror contra los civiles”.

De hecho, en su fallo, le solicitó a la Procuraduría y a la Fiscalía un informe sobre las medidas que se han tomada para investigar posibles violaciones al DIH por parte de las Farc durante la mencionada toma. Puntualmente: el hecho de haber asesinado militares que ya se encontraban o malheridos o despojados de su armamento y que, por ello, ya no hacían parte de las hostilidades. “En criterio de la Sala esta forma de proceder tanto por los subversivos que participaron en el asalto a la base militar, como de los mandos de la organización guerrillera, podrían constituir evidentes y groseras transgresiones, por lo menos, a dos de las prohibiciones incluidas en el núcleo duro del DIH”.