Audiencia continúa ese miércoles

Felipe Rodríguez Mariano, investigado por caso Fonade, fue despedido

El pasado 27 de junio, el gerente de Fonade, Álvaro Edgar Balcázar Acero, le notificó al hoy imputado por el caso de la mermelada tóxica que no será prorrogado su contrato y que su labor como gerente de la unidad de subgerencia técnica llegará hasta hoy

La Fiscalía le imputó cargos por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho propio y concierto para delinquir. Archivo.

Desde su captura la semana pasada, el funcionario del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), Felipe Rodríguez Mariano, ha asistido a las audiencias del caso denominado la mermelada tóxica en silla de ruedas. La razón: hace más de un mes le practicaron una cirugía en una de sus rodillas. La Fiscalía tiene a Rodríguez en el radar porque habría participado en el entramado de corrupción que se tejió al interior de Fonade para desviar dineros de unos proyectos de vivienda de interés prioritario que se desarrollarían en siete departamentos del país.

Es por este último caso que hoy la Fiscalía le imúta cargos por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho propio y concierto para delinquir, porque supuestamente Rodríguez, junto a seis personas amañaron los procesos de contratación y quedarse con más del 30% de los recursos destiandos a los proyectos de vivienda. Felipe Rodríguez fue el único que no aceptó su responsabilidad. (Ficha clave en caso del Fonade estaría prófugo de la justicia)

Jorge Eliécer Córdoba Quintero y Antonio María Sánchez Lozano, funcionarios del Fonade, los particulares Ronald Rafael Ruiz de León y Richard Kamal Náder Ordosgoitia, y los contratistas Amaury Segundo García De La Espriella y Juan Felipe Morales Tabares, sí aceptaron cargos y recibirán una rebaja en su pena.

Lo que hoy también se conoció fue que a Felipe Rodríguez no le renovaron su contrato en Fonade por ser parte de la red que presuntamente se apropió de recursos del Fonade. Sin embargo, fuentes consultadas indicaron que a través de maniobras dilatorias y usando como argumento su incapacidad por la operación de rodilla intentó a toda costa no ser despedido. 

A finales de junio Rodríguez Mariano presentó una incapacidad médica por la mencionada cirugía ante el Fonade. Una situación que generó suspicacias en la entidad, pues el mismo Rodríguez sabía que el 25 de julio su contrato acabaría y no sería renovado. Es más, el 19 de julio presentó otra excusa médica en la que, según la historia clínica, su recuperación había sido satisfactoria, pero que requería una prórroga de 30 días más para una recuperación completa. Es decir, que ya no volvería a trabajar el 22 de julio sino el próximo 20 de agosto.

De inmediato hubo respuesta desde Fonade. En una misiva firmada hace dos días por la gerente de Talento Humano del Fonade, Beatriz Amalia Sánchez, le notificaron a Rodríguez que la incapacidad no sería tomada en cuenta porque su contrato del trabajo como gerente de la Unidad de Subgerencia Técnica finalizaba este 25 de julio

La terminación del contrato de Rodríguez se había decretado el pasado 27 de junio en un documento de dos páginas en poder de este diario. En esa comunicación, el gerente del Fonade le notificó a Rodríguez Mariano que “su contrato no será prorrogado y por consiguiente la terminación de este se hará efectiva finalizando el día 25 de julio de 2018. Sea esta la oportunidad para agradecerle los servicios prestados a la entidad y desearle éxitos en las nuevas actividades que empresa”, concluye Álvaro Balcázar Acero en la carta. (Lea también: Las pruebas de la Fiscalía en el caso de corrupción del Fonade)

Desde el pasado sábado Rodríguez Mariano quedó en libertad, porque la juez consideró que no se cumplían con todos los requisitos para legalizar su captura. Sin embargo, en medio de su incapacidad ha asistido a todas las audiencias en las que la Fiscalía ha dado a conocer múltiples pruebas, como interceptaciones telefónicas, de este entramado de corrupción que se gestó al interior de Fonade.