Envían a la cárcel al hombre señalado del feminicidio de Daniela Quiñones en Caldas

Noticias destacadas de Judicial

La estudiante de Eafit fue hallada con heridas de arma blanca en el río Cauca el pasado 16 de junio. Su muerte se le atribuye a Santiago García, quien se declaró inocente.

El juzgado municipal de Marmato (Caldas) envió a la cárcel a Santiago García Zamora por su presunta responsabilidad en el feminicidio de la estudiante universitaria Daniela Quiñones, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en el río Cauca. El hombre se declaró inocente del delito de feminicidio agravado, luego de que la Fiscalía presentara “entrevistas a testigos, valoraciones, reconocimiento en álbumes fotográficos y registros fílmicos”, dijo el ente investigador.

(Lea también: Hallan en el río Cauca el cuerpo de estudiante de Eafit que estaba desaparecida)

Mientras la Fiscalía continúa las pesquisas por la muerte de la joven estudiante y decide si llamar a juicio al presunto feminicida, García Zamora deberá permanecer en la cárcel. Sin embargo, para el ente investigador habría sido él quien asesinó a Quiñones, quien cursaba octavo semestre de administración de empresas en Eafit y, en el comunicado en el que se anunció la detención preventiva del hombre, la entidad también entrego otros detalles hasta ahora desconocidos del caso.

Quiñones se encontraba de visita en Marmato, al parecer trabajando en una droguería, y en una fiesta en ese municipio en la rivera del Cauca habría conocido a García Zamora. Del lugar, según le contaron testigos a la Fiscalía, salieron ambos en motocicleta en la noche del 14 de junio, pues supuestamente el hombre se había ofrecido a llevarla a casa. De hecho, en la denuncia de la desaparición de la joven, se reportó que habría sido García Zamora la última persona que la vio con vida.

(Le puede interesar: Feminicidios: la otra cara de la cuarentena)

El hombre se entregó, pero tras materializar su captura, “dio versiones contradictorias sobre los hechos, entre ellas, haciendo alusión a un supuesto accidente que sufrieron ese día en la moto, razón por lo cual él habría abandonado a la joven en una estación de gasolina”, asegura la Fiscalía. No obstante, investigadores de la Sijín advirtieron de las posibles incongruencias en la versión de Quiñones y concluyeron que las heridas en su rostro, muy posiblemente, no eran de una caída en moto.

El ente investigador, de hecho, pudo establecer una versión muy diferente de lo que pudo haber sucedido esa noche en la que García Zamora habría asesinado a Quiñones: “De acuerdo con la investigación, el hombre habría llevado a la joven a una zona de espesa vegetación, a orillas de la carretera, donde al parecer tuvieron una discusión y García Zamora la habría agredido hasta causarle la muerte”, agrega el comunicado. En ese lugar, por ejemplo, se halló ropa interior y la chaqueta que Daniela Quiñones llevaba puesta el último día que la vieron con vida.

(Lea también: Violencia contra las mujeres: la curva que no se aplana)

Luego de días sin saber del paradero de Quiñones, su cuerpo fue hallado a orillas del río Cauca el pasado 16 de junio. Es decir, cuatro días más tarde. “En el informe de Medicinal Legal se evidenció que la víctima, estudiante universitaria de 23 años, presentaba heridas con arma blanca, hematomas en diferentes partes del cuerpo, así como señales de maniobras de sujeción”, añadió el ente investigador.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.