Fernando Botero y hermanos Rodríguez Orejuela declararán en caso Álvaro Gómez Hurtado

Así lo estableció la Fiscalía General de la Nación.

Archivo El Espectador

La Fiscalía General de la Nación decidió emprender nuevas estrategias para tratar de esclarecer la muerte de Álvaro Gómez Hurtado ocurrido el 2 de noviembre de 1995 cuando salía de la Universidad Sergio Arboleda en el norte de Bogotá.

Los fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia -que adelantan las investigaciones por este caso- pidieron la declaración del chileno Guillermo Pallomari, quien era el contador de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, capos del cartel de Cali, a quienes también el ente acusador llamó a declarar.

Así mismo, en un documento conocido por Blu Radio, se pidió la declaración del exministro de defensa, Fernando Botero Zea.

Víctor Julio Patiño Fómeque (de quien se dice estaría liderando algunas bandas criminales en el territorio nacional) y Juan Carlos Ramírez Abadía, alias Chupeta, también fueron llamados a declarar.