Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 5 horas

Filtración destapa pagos multimillonarios de Odebrecht no reportados a justicia de EE.UU

La investigación publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación revela presuntas coimas relacionados a proyectos de infraestructura en República Dominicana, Perú, Ecuador, Panamá y Ecuador. Entre las personas vinculada están importantes políticos, empresarios y periodistas.

Más de 13.000 documentos filtrados serían la prueba de que Odebrecht no confesó toda las coimas que pagó. AFP

El escándalo por pagos de coimas para hacerse con gigantescos proyectos de infraestructura por parte de Odebrecht salpicó a una gran cantidad de gobiernos y políticos en Latinoamérica. En revelaciones a la justicia estadounidense, la constructora brasileña confesó que había realizado pagos por alrededor de $USD 35 millones en sobornos para garantizar la obtención de jugosos contratos en más de 12 países de la región.

Una nueva filtración de 13.000 documentos secretos de la División de Operación Estructuradas demostraría que Odebrecht no confesó ante la justicia norteamericana la totalidad de las coimas que repartió a manos llenas por el continente. El consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), con la colaboración de 50 periodistas de varios países, analizó y reveló los hallazgos más importantes del dossier documental obtenido por los medios ecuatorianos La Posta y Mil Hojas. 

Dentro de los nuevos hallazgos encontrados por el ICIJ  se encuentran supuestos pagos por $USD 39 millones en uno de los proyectos energéticos más importantes de República Dominicana; pagos no reportados por $USD 3 millones en el marco de la construcción de un gasoducto en Perú; y el pago de $USD 52 millones en los proyectos de red de subterráneos de Ciudad de Panamá y Caracas, Venezuela.  

Más de $USD 39 millones que la justicia dominicana no habría visto

Cuando Odebrecht aceptó que repartió $USD 92 millones de coimas en República Dominicana, las autoridades del país comenzaron a investigar los proyectos en los que la constructora brasileña había intervenido. Sin embargo, al parecer no habrían encontrado ninguna prueba que indicara que en la adjudicación de la central termoeléctrica de Punta Catalina, proyecto por más de $USD 2.000 millones encargado a Odebrecht, hubo entrega de sobornos para hacerse con el contrato. 

Entre los documentos revelados por la ICIJ, hay hojas de excel que demostrarían que, en el marco de la contratación para la construcción de la termoeléctrica, Odebrecht realizó pagos por un total de $USD 39 millones. Más de $USD 2 millones de estos dineros habrían servido para comprar un lujoso apartamento en el centro de la Gran Manzana que están a nombre de una empresa cuyo único titular es Andrés Dauhajre

La publicación afirma que Dauhajre, economista cercano al presidente Danilo Medina, es el dueño de una de las consultoras a las que el gobierno dominicano encargó evaluar las propuestas para el proyecto termoeléctrico. Al ser cuestionado por los dineros de Odebrecht usados en la compra del apartamento, el economista dominicano le aseguró al consorcio de periodistas que estos provenían de un pago por un servicio de estructura financiero prestado a la brasileña. 

Un vicegobernador que se retracta 
Cuando el ICIJ le preguntó a Constantino Galarza Zaldívar, vicegobernador de Callao, Perú, si Odebrecht le había pagado $USD 240.000 una empresa panameña a su nombre, este lo negó. Sin embargo, días después, reconoció ante medios peruanos que ese dinero sí le había sido pagado por parte de una constructora india que estaba trabajando con Odebrecht, para construir un gasoducto para líquidos paralelo al Gasoducto del Sur, el proyecto insignia del gobierno de Ollanta Humala. Según su versión, ese dinero fue recibido como contraprestación a una asesoría. Además, dijo que el proyecto no se había realizado.

Según los documentos filtrados, el cuarto de millón de dólares entregado a Galarza haría parte de un mayor monto -$USD 3 millones- que habría sido entregado de forma irregular por Odebrecht en el marco del proyecto de Gasoducto del Sur. La publicación señala que la justicia peruana no tendría conocimiento de estos dineros que fueron entregados durante la presidencia de Humala. 

Pagos en la construcción de los metros de Quito y Caracas
Correos publicados por la ICIJ serían la prueba reina de un supuesto pago de coimas para la adjudicación de la construcción del metro en Quito, Ecuador. En estos se registran conversaciones en las que directivos de Odebrecht se preguntan si han realizado los pagos para esta obra a través de un banco en Antigua y Barbuda, propiedad de la multinacional brasileña. 
En Venezuela también se habrían dados pagos ocultos, según las filtraciones, de alrededor de $USD 34 millones, por parte de Odebrecht, vinculados a la construcción de la Línea 5 del Metro de Caracas. Este proyecto, entregado en 2014, solo ha tenido un avance del 10% frente a lo contratado.

La corrupción transnacional queda al descubierto 

Es preciso recordar que las revelaciones de Odebrecht han sido uno de los procesos de corrupción transnacional más importantes de los últimos tiempos. Los testimonios de los empresarios brasileños sirvieron para tumbar gobiernos, y poner tras las rejas a políticos, empresarios y expresidentes que habían sido beneficiados por las coimas pagadas por la multinacional de la ingeniería civil.

Tan solo en Perú, sus últimos cuatro presidentes fueron vinculados a las investigaciones.Alejandro Toledo (2001-2006) se encuentra prófugo, Ollanta Humala (2011-2016) está en libertad condicional mientras se desarrolla el proceso, a Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) se le dictó una pena de 36 meses de prisión preventiva y Alan García (2006-2011) se suicidó cuando autoridades peruanas lo iban a capturar como medida preventiva.

Las confesiones de Odebrecht mostraron que tal era la sofisticación en el pago de sobornos que incluso había un equipo completo, la División de Operaciones Estructuradas, dedicado a esta actividad ilícita transnacional de forma paralela al funcionamiento legal de la compañía. Esta división elaboró un sistema especial llamado Drousys para comunicarse secretamente en los países que tenían operación -usaban nombres claves- y llevar un registro de los dineros pagados en sobornos. 

La mayoría de estas coimas habrían llegado a sus destinatarios finales a través de una compleja red pagos que involucraban ‘offshores’ e instituciones bancarias de varios países, entre los que está Estados Unidos, Suiza, China, Panamá, Antigua y Barbuda. Fue este paso de dineros ilícitos por el sistema financiero estadounidense el que hizo que la justicia de este país impulsara en un primer momento en contra de la constructora brasileña.

 

últimas noticias