Finalizó juicio contra Laura Moreno y Jessy Quintero por caso Colmenares

El próximo 23 de noviembre se adelantará la audiencia de alegatos de conclusión.

Archivo

Después de cinco años de proceso este jueves finalizó el proceso contra Laura Moreno y Jessy Quintero por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon la extraña muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar registrada el 31 de octubre de 2010 en el parque El Virrey en el norte de Bogotá.

En la audiencia judicial de este jueves se escuchó el último testigo de la defensa de las dos procesadas. Se trata del experto en informática forense, Willington González quien presentó un informe de georeferenciación sobre la ubicación de las líneas de telefonía celular de las acusadas la noche del 31 de octubre y la madrugada del 1 de noviembre. (Lea: Con testigo estelar de la defensa se reanuda el caso Colmenares)

El próximo 23 de noviembre se adelantará la audiencia de alegatos de conclusión en la que tendrán que intervenir la Fiscalía, la Procuraduría, los defensores de la familia Colmenares Escobar y de las procesadas. Una vez terminado esto la jueza 11 de Conocimiento tendrá que emitir el sentido del fallo.

El testigo de la defensa presentó en el juicio el “análisis link de comunicaciones” con las que se permite evidenciar que las dos jóvenes no faltaron a la verdad cuando narraron el recorrido de esa noche desde la discoteca Penthouse, ubicada en la Zona T, hasta el parque El Virrey.

Ante las preguntas del abogado el experto señaló que el joven Colmenares Escobar recibió 14 llamadas. Según el análisis de las celdas de los abonados celulares de Colmenares, Quintero y Moreno coinciden con los testimonios de las dos procesadas durante la investigación.

La estrategia de defensa de las dos procesadas consistió en señalar que la muerte de Colmenares Escobar fue producto de un accidente, es decir que el estudiante de la Universidad de los Andes cayó accidentalmente al canal de aguas lluvias y tras recibir un golpe en su cabeza que lo hizo perder el conocimiento.

Debido al nivel del agua en el caño el joven se ahogó y fue arrastrado hasta el centro. Para esto han presentado analistas y peritos forenses para así sustentar su tesis. Laura Moreno es procesada por el delito de homicidio agravado en calidad cómplice, mientras que Jessy Quintero es procesada por los delitos de falso testimonio y favorecimiento en homicidio.

Por su parte, la tesis de la Fiscalía General y la defensa de la parte civil es que Colmenares Escobar fue asesinado y arrojado al canal de aguas lluvias. Para esto han presentado las fotografías y los exámenes forenses que permiten evidenciar los golpes en su rostro  y otras partes de su cuerpo.

Este proceso, que en un momento ocupó la atención de todo un país, se ha caracterizado por los escándalos: los tres testigos claves aceptaron haber mentido, se han presentado tres cambios de fiscal y peleas verbales entre los sujetos procesales.