En firme condena de 27 años contra guerrillera de las Farc que se infiltró en el Ejército

Alias 'Lulú' participó en la planeación para ubicar un carro bomba en las instalaciones de la Escuela Superior de Guerra de Bogotá en octubre de 2006.

Archivo

Tras resolver un recurso de apelación la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá ratificó la condena de 27 años de prisión en contra de Marilú Ramírez Baquero, conocida con el alias de ‘Lulú’, por su participación en los hechos que rodearon la planeación en la activación de un “carro bomba” en la Escuela Superior de Guerra en el norte de la capital de la República el 19 de octubre de 2006.

En el fallo de segunda instancia se determinó que existen pruebas suficientes para determinar la responsabilidad en los delitos de terrorismo, tentativa de homicidio agravado y lesiones personales agravadas. ‘Lulú’ fue la encargada de adelantar labores de inteligencia que permitieron el traslado y ubicación del vehículo cargado con explosivos en la sede militar.

Según la investigación de la Fiscalía General la camioneta tenía en su parte trasera un cilindro con sistema de gas, el cual fue activado con un control remoto a las 8:55 de la mañana. En la acción se presentaron daños materiales y resultaron heridas 20 personas que pasaban por el lugar donde había sido ubicado el vehículo minutos antes.

La guerrillera, según las pruebas recolectadas, asistió a diferentes cursos en el año 2005 en la Escuela Superior de Guerra pese a que no contaba con un permiso, ni con las cualidades y calidades para ello. Recolectó información privilegiada que le fue entregada a sus superiores en las Farc. (Ver: Marilú Ramírez accedió a lugares, no a archivos': Mindefensa)

La ahora procesada también tenía acceso a sedes y guarniciones militares con carnets falsos. En sus constantes visitas recolectó información privilegiada de militares que hacían curso en la Escuela. En su casa en la localidad de Kennedy se recolectaron elementos materiales sobre su participación en la recolección de datos y la planeación de la acción terrorista.

En el operativo de captura, registrado el 25 de octubre de 2007, fueron incautados fotos, correos electrónicos con los comandantes guerrilleros y otras personas que habrían participado en la planeación del ataque, así como un dibujo de las instalaciones de la Escuela Superior de Guerra. “Tuvo un papel de vital importancia para la consecución del  colosal evento terrorista”.

Según el contenido de varias USB incautadas a Las Farc, el atentado había sido bautizado con el nombre de Graduación y por ello se destinarían por lo menos 309 millones de pesos para financiar la acción terrorista, pues era necesario comprar un vehículo y al igual que otros elementos. El plan fue ejecutado por el Frente Antonio Nariño, comandado por Antonio Lozada. 

Con la información de inteligencia del Ejército se pudo establecer los vínculos que tenía ‘Lulú’ con dicho grupo guerrillero. Fue sentenciada por los delitos de terrorismo en concurso con homicidio tentado agravado, en concurso con lesiones personales agravadas.