Fiscal asegura que pruebas contra Ayola fueron obtenidas ilegalmente

Señaló que un grupo de investigadores se hizo pasar por miembros de la Dijín para obtener la información.

El fiscal 11 de la Unidad de Vida, Antonio Luis González señaló que las pruebas presentadas este martes en contra del testigo Wilmer Ayola por parte de Mario Iguarán, abogado de Carlos Cárdenas fueron obtenidas de manera ilegal por parte de un grupo de investigadores que trabajan con la defensa de una de las implicadas en la investigación que se adelanta por la extraña muerte de Luis Andrés Colmenares.  

Según el fiscal del caso, a la empresa de vigilancia en la cual trabajaba Ayola llegaron unas personas quienes manifestaron ser agentes de la Sijín con el fin de solicitar que se le entregaran las minutas y registros del ahora considerado testigo clave en la muerte de Luis Andrés Colmenares.

En este sentido indicó que según el testimonio de John Fernando Loaiza Acevedo, quien se desempeña como nacional de operaciones de seguridad de la empresa en que trabajaba Ayola, estas personas solicitaron los registros de las minutas de los días 30 y 31 de octubre de 2010. 

El fiscal González indicó que los documentos presentados hace más de un mes por el abogado al que llamó como "el de la rueda de prensa" no fueron obtenidos de manera legal como allí se indicó sino que se mintió para conseguirlos.

"Este proceso se caracteriza para ocultar un delito que cometen otros delitos", precisó el investigador del caso al señalar que después de entrevistar a Loaiza Acevedo pudo aclarar varias dudas que tenía sobre la forma en cómo se consiguieron esos documentos con los cuales, consideró, se le violó la intimidad laboral a Ayola.

El fiscal del caso, el testimonio de David Velandia, supervisor de Ayola, es fundamental para aclarar el hecho de que el testigo si podía haberse "volado" del puesto de trabajo y luego, al otro día, haber firmado la lista de registros "sin que nadie se diera cuenta".

González presentó una entrevista en video con Velandia en la cual aseguraba que no confirmó la asistencia personalmente de Ayola a su lugar de trabajo el 30 y 31 de octubre de 2010 "sino que presentó su informe basándose en los registros y las minutas que revisó días después".