Fiscal en caso de estudiante de los Andes denuncia amenazas contra su vida

Antonio Luis González señaló que ha recibido amenazas para adelantar a la investigación por la muerte de Luis Colmenares.

Una nueva denuncia presentó este miércoles el fiscal 11 de Vida, Antonio Luis González, ante presentas amenazas y seguimientos en su contra a causa del proceso que adelanta por la muerte del estudiante de la Universidad de los Andes Luis Andrés Colmenares.

“Quiero informarle a toda Colombia que por ser el fiscal 11 en el caso de la muerte de Luis Andrés Colmenares siento temor por mi vida y por la de mi familia porque como actuó correctamente ya he empezado a recibir amenazas y amagos para que me calle”, aseveró el fiscal González.

Explicó además que estas amenazas se han fortalecido en los últimos días, justo en el momento en que le imputaba cargos y solicitaba medida de aseguramiento a la abogada Aidée Acevedo y a María del Rosario Gómez, madre de uno de los considerados testigos principales en el extraño caso ocurrido el 31 de octubre de 2011.

Igualmente mostró su preocupación ante lo que llamó una “presión” para que abandone el caso, precisando que en los últimos días han aparecido versiones sobre el atraso en sus procesos, sanciones en su contra.

“Hay amenazas institucionales, morales, psicológicas y de todo tipo; de manera que en este momento siento que tengo hasta peligros laborales porque he hecho una actividad correcta”, manifestó visiblemente exaltado. 

El fiscal González prefirió no entrar en polémica con otros funcionarios del ente investigador, explicando que la fiscal General, Viviane Morales “negó el pasado 12 de octubre el cambio de asignación del proceso de Colmenares”, mostrando que las presiones por este caso vienen desde hace mucho tiempo.

“Eso es lo que se denomina en Derecho como acoso laboral y por eso es que se ponen a buscar si tengo el expediente atrasado o si tengo o no sanciones, y esas también son amenazas”, puntualizó González quien debió cancelar todos sus números de telefonía celular porque recientemente recibía llamadas de carácter intimidatorio.

Temas relacionados