Fiscal General apoyaría extradiciones de implicados en carrusel de contratos en Bogotá

Néstor Humberto Martínez sostuvo que se abre un segundo capítulo en la investigación del desfalco que se originó en Bogotá durante la administración e Samuel Moreno: la persecución de activos en el exterior.

Ante el aumento de la condena contra el exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno a 24 años y ocho meses de cárcel por haber recibido coimas de un contrato de ambulancias de $69.000 millones en 2009, el fiscal general Néstor Humberto Martínez celebró la decisión de segunda instancia. Agregó que ahora se viene la segunda fase de la investigación del desfalco a las arcas del distrito: la persecución de los activos en el exterior. Y añadió que, si llega a comprobarse que los implicados en este caso cometieron delitos como el lavado de activos en otros países, apoyaría un proceso de extradición.

“Estamos muy complacidos porque a solicitud de la Fiscalía se ha generado la máxima condena posible por encima de los 24 años. Es un mensaje claro para disuadir a todos los corruptos. La corrupción no puede seguir ganando espacio en Colombia”, indicó el fiscal general.  El Tribunal Superior de Bogotá decidió este miércoles aumentar la pena del exalcalde Moreno, luego de que la Fiscalía apelara el fallo de primera instancia al considerar que la pena era muy baja. La corporación admitió los argumentos y, además de incrementar los años de prisión, ordenó cambiar el sitio de reclusión de Samuel Moreno, quien estaba en la Escuela de Caballería de la Policía. Ahora tendrá una celda en la cárcel La Picota.

El fiscal Martínez aseguró que la Fiscalía ya está escribiendo el segundo capítulo del carrusel de contratos al rastrear los bienes de todos los implicados en el exterior, especialmente en Estados Unidos. “No vamos a permitir que los corruptos se queden con esos patrimonios ilegales después de los desfalcos que le hicieron a la capital. En este empeño tenemos el compromiso de Estados Unidos”, precisó Martínez.

“La Fiscalía está detrás de todos los activos ilegales y patrimonios ilícitos de los gestores del carrusel de la contratación en Bogotá. Si con ocasión de esas actividades ilícitas se puede haber cometido delitos en jurisdicciones extranjeras, como el lavado de activos en EE.UU., las autoridades podrán iniciar acciones judiciales correspondientes. Ya el gobierno americano será soberano en si decide solicitar en extradición a quienes hayan violentado su jurisdicción”, puntualizó el fiscal general.

Finalmente, al ser cuestionado si Samuel Moreno podría ser solicitado en extradición a Estados Unidos, respondió que quedaría complacido si en todos los casos de corrupción que se presentan en Colombia y en los que terminan escondiendo el dinero en otros países, se hiciera un esfuerzo en la comunidad internacional para lograr la extradición de todos los corruptos.