Fiscal General cuestiona norma antievasión avalada en la Reforma Tributaria

Néstor Humberto Martínez aseguró que la misma no es efectiva y no le da las herramientas al ente investigador para adelantar acciones en contra de la evasión fiscal.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez aseguró que la “norma antievasión” avalada por el Congreso de la República en la conciliación de la Reforma Tributaria. Para el jefe el ente investigador tal como fue avalada no permite adelantar acciones efectivas en contra de aquellos implicados en acciones ilegales que defraudan a la Nación.

“Sería una burla ante los colombianos decir por parte del Fiscal General que estamos dando un paso certero, en firme contra la evasión fiscal”, precisó Martínez. El Fiscal General manifestó en los últimos años se ha puesto en marcha una práctica para evadir el cobro de los impuestos en Colombia mediante la cual el recaudador de estos tributos le dice al consumidor que si quiere factura o recibo con el fin de no liquidar el IVA y así omitir recaudar el tributo a favor de la Nación.

Pese a que el organismo persecutor del delito en Colombia le había solicitado al Congreso penalizar este tipo de prácticas. Sin embargo, ahora se nota con sorpresa que esta solicitud que había recibido el apoyo en un principio no quedó contenido en el texto final como se tenía planeado, sino que fue modificado afectando así las herramientas que se querían tener para adelantar las respectivas investigaciones.  

Pese a que se esperaba que la citada reforma corrigiera los errores del pasado y diera más herramientas para investigar estos hechos ilegales lo cierto es que se amplió el espectro y ahora es casi imposible investigar a los evasores de impuestos. "Se trataba impedir por la vía penal a través de la criminalización la evasión del impuesto de renta, particularmente".

"El artículo que ha sido aprobado no constituye ningún avance en la lucha contra la evasión al impuesto de renta", precisó el jefe del ente acusador al manifestar que el "tipo penal que ha sido aprobado por la Cámara de Representanes en estos momentos no comporta ningún delito, se trata de lo que desde el punto de la dogmática penal llamariamos un tipo penal imposible". 

Martínez explicó que la norma establece como delito la omisión de activos en las declaraciones de renta y resulta que las declaraciones de renta no tienen una relación de activos, aparece simplemente un monto de activos. Desde esa perspectiva al no existir la obligación tributaria al contribuyente de relacionar estos activos no puede tipificarse como delito la omisión de los activos". 

"No se tipifica ninguna conducta penal estableciendo que si en la declaración de renta se llegan a generar pasivos inexistenes hay lugar a delito, porque en las declraciones de renta no aparecen relaciones de pasivos. Solamente las declaraciones contienen un rubro de pasivos de los contribuyentes, personas naturales y personas jurídicas", indicó.

Si se tiene en cuenta que no existe una obligación tributaria para relacionar los pasivos la tipificación como delito de una omisión será imposible. Por eso se había presentado la petición que se investigarán los gastos y los egresos que pueden ser modificados mediante facturas ficticias o se dejan de registrar egresos que pueden generar una renta líquida grabable.  

 

últimas noticias