"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

Fiscal pidió que se avale extradición de los siete implicados en crimen de agente de la DEA

El concepto fue presentado ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

El fiscal General, Eduardo Montealegre le pidió a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que se avale la solicitud de extradición de los siete presuntos implicados en el crimen del agente de la DEA, James Terry Watson registrado el 20 de junio de 2013 en el norte de la capital de la República.

El jefe del ente investigador indicó que en esta solicitud se invocó un tratado internacional de protección y castigo de delitos contra personas internacionalmente protegidas. (Ver Extradición de implicados en asesinato de agente de la DEA es viable: Fiscalía)

“La Fiscalía General se ampara en este convención de la cual se puede inferir que cuando en territorio extranjero se comete un delito contra un agente diplomático al país al que pertenece puede utilizar el criterio de extraterritorialidad y un Tribunal puede iniciar la investigación y acusación”, explicó.

En este caso indicó que pese a que el delito fue cometido en Bogotá, el ataque se presentó contra un agente diplomático que está amparado en una protección especial por lo que permite la competencia de la justicia norteamericana.

“La Fiscalía considera que a pesar que el hecho haya sido cometido en Colombia opera la extraterritorialidad de la ley y estos colombianos puede ser juzgados en el extranjeros, específicamente por el Tribunal que lo requiere para investigarlos y juzgarlos por la muerte del agente de la DEA”, indicó.

Estas personas son solicitadas por una Corte de Estados Unidos para que responda por los delitos de homicidio en persona protegida y concierto para delinquir.

“Es quizás la primera vez de la historia del país que un Fiscal General interviene ante la Corte Suprema de Justicia para pedir y subapoyar una extradición ante la justicia norteamericana de ciudadanos colombianos”, explicó Montealegre.

Estas siete personas se encuentran privadas de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá, a la espera de que la Corte Suprema de Justicia resuelva su situación jurídica.

Fueron señalados de participar en los hechos que rodearon el intento de robo bajo la modalidad de paseo millonario y posterior homicidio del agente del organismo internacional.