Fiscalía abrió investigación contra el ELN por secuestro de arroceros en Arauca

Una de las hipótesis del ente investigador es que los comerciantes fueron trasladados a un lugar conocido como Guafitas (Venezuela).

La Fiscalía General abrió dos investigaciones contra la guerrilla del ELN por su presunta participación en el secuestro de cuatro arroceros en el municipio de Arauca (Arauca). Las indagaciones se desprenden de la denuncia presentada hace 20 días por los familiares de los comerciales que habrían sido retenidos de manera ilegal.

El ente investigador busca establecer si los agricultores fueron citados por una estructura del grupo guerrillero a un lugar conocido como Guafitas (Venezuela) para exigirles dinero por los alimentos que producen por cada una de las máquinas con las que trabajan en la producción y recolección del arroz. (Ver ELN tendría secuestrados a 11 arroceros en Venezuela)

La Dirección Seccional analiza los informes periodísticos publicados por diferentes medios de comunicación en los últimos días sobre el secuestro de otros agricultores de la región por parte de esta estructura guerrillera. Hace ocho días fue presentada una denuncia sobre la retención de otros arroceros del departamento de Arauca. 

Este jueves el director de Antisecuestro y Antiextorsión del Gaula, coronel Fernando Murillo Orrego, informó que los agricultores Héctor Rafael Ulloque, Pablo Emilio Sánchez, Nelson Alejandro Alarcón y José Ricardo Castellanos fueron secuestrados por la Comisión Rafael Villamizar, del ELN. El oficial indicó que las autoridades adelantan los operativos pertinentes en el departamento.

Igualmente se conoció el ofrecimiento de una recompensa de 100 millones de pesos para quien dé información que lleve a conocer el paradero de los arroceros. Además la Policía y el Gaula Militar se pondrán en contacto con autoridades venezolanas para establecer si los arroceros se encuentran en su país.

El gremio agricultor del departamento de Arauca se encuentra en alerta y pide ayuda del Gobierno por las constantes amenazas que reciben por parte del ELN ante el cobro de vacunas para poder trabajar en sus cultivos. Los guerrilleros los obligan a pagar $300.000 por hectárea si son araucanos, y si pertenecen a otras regiones deben pagar hasta $600.000.

“Y como si eso fuera poco, nos cobran ahora un millón de pesos por tractor y desde dos millones a tres millones de pesos por combinada. O sea ahora tras de que nos toca pagar la vacuna toca pagar por la herramienta de trabajo”, denunció uno de los comerciantes de la región.