Fiscalía acusará el 29 de marzo a Edmundo del Castillo y César Mauricio Velásquez por "chuzadas"

Los dos exfuncionarios del Gobierno de Álvaro Uribe Vélez son procesados por participar en un complot para desprestigiar a la Corte Suprema Justicia.

El próximo 29 de marzo la Fiscalía General acusará formalmente ante el juzgado 56 de conocimiento al exsecretario jurídico de la Presidencia de la República, Edmundo del Castillo y el exjefe de prensa, César Mauricio Velásquez en el proceso penal que se les adelanta por su presunta participación y conocimiento en el denominado escándalo de las “chuzadas” del DAS.

Los dos exfuncionarios habrían participado activamente en la planeación y ejecución en el plan para desprestigiar a la Corte Suprema de Justicia, así como en la obtención de información privilegiada de periodistas, abogados y congresistas opositores al Gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Estas acciones fueron realizadas por agentes del Departamento Administrativo de Seguridad.

Según la investigación de la Fiscalía se habrían adelantado actividades ilegales desde el DAS en contra de un grupo de “blancos políticos”. Mediante diferentes acciones se buscó desprestigiar su trabajo e imagen la opinión pública.

En diferentes reuniones, cita la Fiscalía General, se hizo un “acuerdo ilícito entre miembros del Gobierno Nacional y funcionarios del DAS” para obtener información privilegiada de un grupo de personas y así iniciar una campaña de desprestigio.

Uno de los principales objetivos de este grupo fue el magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, Iván Velásquez quien adelantaba la investigación contra el entonces senador Mario Uribe Escobar, primo del presidente, por sus nexos con grupos paramilitares.

En contra del denominado investigador estrella de la “parapolítica” se adelantó una campaña de desprestigio en la que fue señalado de ofrecerle beneficios jurídicos a testigos para que declararan en contra de Uribe Escobar -condenado a 8 años por la Corte Suprema- y el presidente Uribe.

Para enlodar el buen nombre del magistrado auxiliar se adelantó una reunión en la Casa de Nariño en la cual participó el jefe paramilitar Severo Antonio López Jiménez, alias ‘Job’ y el abogado Diego Álvarez Betancourt, procesado penalmente por estos hechos.

En el encuentro los partícipes acordaron “realizar grabaciones ocultas o clandestinas, supuestamente para preconstruir pruebas sobre ofrecimientos indebidos provenientes de la Corte Suprema de Justicia”.

Tras esa reunión apareció la declaración de alias ‘Tasmania’, un paramilitar desmovilizado que aseguraba haber recibido presiones por parte del magistrado Velásquez para vincular al presidente Uribe en un plan para asesinar al jefe de las AUC conocido como ‘René’.

Esta carta fue filtrada a los medios de comunicación por el secretario de prensa. Poco tiempo después ‘Tasmania’ se retractaría de estas afirmaciones asegurando que recibió el ofrecimiento de beneficios jurídicos y una casa para su familia.

Para la Fiscalía los dos exfuncionarios “conocieron y participaron en las actividades ilícitas ejecutadas por los organismos de inteligencia del Estado y contribuyeron de manera efectiva a la consecución del propósito criminal”.

Edmundo del Castillo es procesado por los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones y peculado por apropiación, mientras que César Mauricio Velásquez, quien se encuentra en Roma, es investigado por el delito de concierto para delinquir.