Fiscalía acusó al exmagistrado Rodrigo Escobar Gil por caso Fidupetrol

El expresidente de la Corte Constitucional se habría reunido con otros magistrados para influenciar en la selección de la acción de tutela.

La Fiscalía General acusó formalmente al exmagistrado Rodrigo Escobar Gil por su presunta participación en los hechos que rodearon la entrega de 500 millones de pesos para que la Corte Constitucional seleccionará para su estudio una acción de tutela presentada por Fidupetrol S.A. en contra de una multa cercana a los 28 mil millones de pesos impuesta por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia.

En la audiencia celebrada este jueves la Fiscalía acusó formalmente al exmagistrado de la Corte Constitucional por el delito de tráfico de influencias agravado. Para la Fiscalía General, Escobar Gil se habría reunido con los magistrados Jorge Ignacio Pretelt Chaljub y Mauricio González Cuervo para tratar el tema de la tutela presentada por la empresa.

En un almuerzo celebrado en un exclusivo restaurante de La Castellana el exmagistrado habría manifestado su interés por el tema. El procesado, quien se declaró inocente de los hechos, ha manifestado que pese a ser contratado para asesora a Fidupetrol nunca hizo mención sobre el ofrecimiento de una suma de dinero para sobornar a magistrados y muchos menos utilizó sus influencias.

Su abogado Jaime Granados Peña aseguró que espera que se cierre la actuación penal en contra de su cliente. El jurista aseguró que en ese evento, los cales son cotidianos “en el medio de los abogados”, se habló solamente de tipo de temas profesionales y se hizo referencia “por unos segundos” al tema de referencia. “En mis 30 años de ejercicio profesional he visto esto muchas veces y a nadie se le ocurría que esto es un delito por el tema de los magistrados y abogados”.

Para Granados lo que se dijo en ese almuerzo no tiene una relevancia jurídica. Igualmente considera que se debe tener en cuenta el fallo de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura que absolvió al exmagistrado al considerar que “no había nada censurable en su conducta de abogado”.

En las audiencias preparatorias se solicitará que se tenga en cuenta la declaración del entonces magistrado Mauricio González Cuervo cuando aseguró que nunca se sintió presionado en el almuerzo. Igualmente los detalles que entregó el ahora suspendido magistrado Jorge Ignacio Pretelt Chaljub frente a los hechos que rodearon dicha reunión.