Fiscalía acusó formalmente a policías que vendían droga incautada en operativos

Según la investigación los uniformados cobraban además altas sumas de dinero para devolverle el estupefaciente a los delincuentes.

La Fiscalía General presentó formalmente el escrito de acusación en contra de cuatro integrantes de la Policía Metropolitana de Bogotá por su presunta participación en la venta de estupefacientes que habían sido incautados en diferentes operativos en el sur capital de la República.

Según la investigación los uniformados adscritos a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Kennedy no reportaban los estupefacientes incautados en los allanamientos en los establecimientos de comercio, y luego los ofrecían en el mercado negro con ayuda de personas dedicadas al microtráfico.

“Por lo general ocultaban los narcóticos, el armamento y otros elementos que luego eran comercializados en el mercado o para su devolución exigían considerables sumas dinero a los delincuentes”, precisó el fiscal de la Unidad Nacional Especializada contra la Corrupción ante un juez de control de conocimiento.

Por estos hechos la Fiscalía General los acusó de los delitos de concierto para delinquir, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, falsedad ideológica en documento público y ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios.

En el escrito de acusación se citó la declaración de un testigo quien denunció que el 25 de enero de 2011 los uniformados procedieron a practicar las diligencias de allanamiento en las direcciones autorizadas por los jueces y posteriormente incautaban los elementos materiales probatorios y la evidencia física.