En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 1 hora

Fiscalía acusó formalmente a señalado "falso testigo" del caso Colmenares

El abogado de Jesús Alberto Martínez Durán aseguró que su cliente no se retractará en sus declaraciones.

El fiscal quinto de la unidad contra falsos testigos acusó formalmente a Jesús Alberto Martínez Durán, procesado por presuntamente haber faltado a la verdad en la investigación que se adelanta por los extraños hechos que rodearon la muerte del joven estudiante de la Universidad de los Andes, Luis Andrés Colmenares Escobar el 31 de octubre de 2010.

En la audiencia, la Fiscalía manifestó que existen pruebas suficientes para inferir que el testigo faltó a la verdad afectando así el desarrollo de la investigación que se adelanta por estos hechos y que con sus declaraciones desvió el curso de las indagaciones.

Martínez Durán, quien se encuentra recluido en la cárcel La Modelo, tendrá que responder en juicio por los delitos de falso testimonio, fraude procesal y fraude a subvención, indicando que el testigo se aprovechó y se benefició de las garantías otorgadas por las autoridades gracias a sus versiones sobre el hecho de que su vida corría peligro y, en ese momento, la importancia que su testimonio tenía en el proceso.

En la acusación, el fiscal del caso indicó que pese a que en dos oportunidades aseguró que había tomado dos fotografías de la camioneta en la que presuntamente se llevaron a Colmenares Escobar casi moribundo, después aseguró que se las había entregado a un hombre conocida con el sobrenombre de ‘Arturo’ quien murió en extraños hechos y que no tenía más copias ni registros de la camioneta.

Sin embargo luego señaló que tenía otra copia de las fotos, sin embargo le pidió a la Fiscalía un plazo de dos semanas para entregar dicha información. Curiosamente para el día de la fecha presentó una denuncia por amenazas en su contra y según contó “le fue extraída una memoria USB y Micro SD donde estaban las fotos con la amenaza de atentar contra su vida y la de su familia”.

Igualmente luego aseguró tener escrito el nombre de las placas de la camioneta en una agenda, sin embargo se pudo comprobar que el vehículo de placas BOW 358 no correspondían a las características y detalles contados por Martínez Durán en sus declaraciones juramentadas.

Además, después de entrevistar al dueño de dicho vehículo este advirtió que para el día de los hechos su camioneta se encontraba en el parqueadero de su apartamento, lo que permitió evidenciar ciertas incongruencias en sus testimonios.

“Los hechos no se ajustan a las características dadas por usted. El color no corresponder al que usted dijo. Dice que tomo dos fotografías a la camioneta pero luego dijo que se le perdió, pero antes había asegurado que una de las personas a las que le había entregado la memoria USB había sido asesinado”, precisó.

Al final de la presentación, el fiscal enunció 40 pruebas testimoniales, entre las que se destaca la versión de la fiscal cuarta delegada ante la Corte, Martha Lucia Zamora, y cerca de 60 documentales con el fin de demostrar que Martínez Durán faltó a la verdad y afectó el proceso judicial.

La audiencia preparatoria fue fijada para el próximo 27 de mayo y se espera que en esa oportunidad el procesado responda si acepta o no los cargos por los que fue acusado.