Fiscalía citó a declarar al coronel (r) Plazas Vega en investigación por caso del Palacio de Justicia

El excomandante de la Escuela de Caballería del Ejército fue citado en calidad de testigo para el 2 de febrero, por las manifestaciones hechas sobre la desaparición de la guerrillera Irma Franco.

La Fiscalía Cuarta Delegada ante la Corte Suprema citó para el próximo 2 de febrero al coronel en retiro, Luis Alfonso Plazas Vega, en el marco de la investigación que se adelanta por los hechos que habrían rodeado la desaparición de la guerrillera del M-19 Irma Franco Pineda tras la toma del Palacio de Justicia.

El ente investigador acepto la solicitud de los abogados de la familia de Franco Pineda, quienes manifestaron quera necesario que se hiciera la declaración por los señalamientos que hizo el oficial en retiro frente a la desaparición de la mujer. (Ver "Tengo claridad que la única desaparecida en estos hechos es Irma Franco")

El la petición, los juristas citaron varias declaraciones Plazas Vega en las cuales manifestaba que tenía conocimiento de que la exguerrillera del M-19 fue trasladada a la Casa del Florero, donde fue sometida a torturas e interrogatorios por parte de militares, y posteriormente transportada a una guarnición militar en el norte de Bogotá. 

El excomandante de la Escuela de Caballería aseguró que durante los años posteriores a la toma creyó que el caso de Irma Franco se trataba de una “gran mentira”, sin embargo durante el desarrollo del proceso penal tuvo acceso a mucha información, a varios testimonios que le hacían referencia.

En varias de esas declaraciones se manifestaba que se cambió de ropa dentro de la edificación y fue liberada por los militares quienes la trasladaron a la Casa del Florero. En ese punto hacían presencia miembros de inteligencia del Ejército, Policía y DAS. (Ver Piden testimonio del coronel (r) Plazas Vega por declaraciones en caso de Irma Franco)

“La señora llegó allá y está en el proceso que otras personas que salieron con ella empezaron a señalarla y a decir: ‘miren la señora que está allá en tal sitio es la guerrillera’. Está es en proceso que los de inteligencia, que estaban interrogándola la subieron al segundo piso”, precisó.

En los documentos a los que tuvo acceso también se señala que fue interrogada. En ese momento dio información sobre una reunión llevada a cabo en el Barrio Calvo Sur momentos antes de cometer el asalto al Palacio de Justicia. ”Está en el proceso que pusieron a un soldado de nombre de Édgar Moreno de la Policía Militar para que la vigilara”.

Posteriormente fue entregada a miembros de un organismo de inteligencia. Sin embargo reiteró que no fue testigo de nada de lo ahí narrado, solamente se enteró de todo eso cuando conoció los 65 mil folios que conformaban su proceso penal. “Tengo la claridad que ña única desaparecida durante estos lamentables hechos es la señora Irma Franco”.

El pasado 18 de diciembre del año la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia emitió fallo absolutorio a favor del coronel en retiro en el proceso que se le adelantó por su responsabilidad en la desaparición de dos personas durante la operación de recuperación del Palacio de Justicia el 6 y 7 de noviembre de 1985.

El alto tribunal determinó que no existían pruebas que permitieran vincular al excomandante de la Escuela de Caballería con la desaparición del administrador de la cafetería del Palacio, Carlos Augusto Rodríguez Vera, y la guerrillera del M-19, Irma Franco. (Vea además: Los argumentos de la Corte Suprema para absolver al coronel (r) Plazas Vega)

Para el alto tribunal el oficial en retiro no adelantó tareas de inteligencia en la Casa del Florero donde eran llevadas las personas que eran liberadas de la edificación. En este sentido asegura que no se le pueden endilgar responsabilidad frente a estos hechos. No obstante el coronel en retiro deberá declarar una vez más ante la Fiscalía por los hechos del denominado Holocausto del Palacio de Justicia.

El oficial en retiro será escuchado en el expediente que se adelanta por varios militantes del M-19 que participaron en la toma y que habrían salido con vida de la edificación. Hasta el momento sus restos no han sido hallados por las autoridades judiciales.