Fiscalía citó a entrevista a tres oficiales de la Policía por presuntos nexos con 'hacker'

Igualmente serán citados dos integrantes de la Inteligencia de la Policía que aparecen en un video con Andrés Sepúlveda.

La Fiscalía General citó a entrevista para el próximo 18 de junio a tres oficiales de la Policía Nacional en el marco de la investigación que se adelanta por la presunta relación que existió entre la Institución y el ‘hacker’ Andrés Fernando Sepúlveda Ardila, señalado por las autoridades de obtener y divulgar información privilegiada de personas relacionadas directamente con el proceso de paz con las Farc.

El ente investigador busca que el general Luis Eduardo Martínez, actual director administrativo y financiero de la Policía; el coronel Hoover Laverde, jefe de planeación y de inteligencia; y el coronel Luis Vargas, director de la Dipol expliquen su posible relación con el hombre de 29 años y la existencia de contratos de inteligencia y la compra de herramientas tecnológicas para la obtención de datos reservados utilizado plataformas tecnológicas. (Ver Investigan obtención de documentos de la Policía por parte de Andrés Sepúlveda)

En la audiencia de imputación de cargos la fiscal 53 delegada ante el CTI señaló que existían pruebas que permitían inferir que Sepúlveda Ardila adquirió un programa de la Dipol para interceptar correos electrónicos y realizar ataques informáticos utilizando las redes sociales, entre esto los hechos que se adelantaron en contra de los mensajes publicados en la cuenta oficial del presidente Juan Manuel Santos que hacían referencia al proceso de paz. (Ver Las pruebas de la Fiscalía en contra del 'hacker' Sepúlveda)

Mediante un acceso remoto se crearon estrategias dirigidas a afectar su imagen y atacar los mensajes publicados en su cuenta personal que hicieran referencia a los diálogos de La Habana. “Es claro que se utilizó para genera un daño”. Reseñó además que fueron obtenidos datos de carácter privado y confidencial en Migración Colombia sin tener la autorización de un juez de garantías lo que le es exigido a los miembros de las agencias de inteligencia y otros organismos.

Igualmente fueron citados a rendir declaración bajo la gravedad de juramento a dos integrantes de inteligencia de la Policía que aparecerían en los videos grabados por el ciudadano español Rafael Revert en la oficina de Sepúlveda en el norte de Bogotá. En la reunión que quedó registrada en la grabación realizada con su teléfono celular los dos agentes habrían tratado temas sobre una posible compra y venta de información privilegiada.

Actualmente, por directriz de director general de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, se adelanta una investigación interna para determinar la relación entre Sepúlveda y miembros de la Institución. Esto tras las declaraciones de unos testigos que mencionaban al ‘hacker’ de trabajar directamente con la Policía y tener contratos de inteligencia y desarrollo de actividades, como la creación del ‘cartel de vándalos’.

Por medio de un comunicado publicado el pasado 8 de mayo el exviceministro de Defensa, Rafael Guarín aseguró que en una oportunidad le presentó a Andrés Sepúlveda al director de la Policía Metropolitana, general Edgar Sánchez, con el fin de presentarle una aplicación para teléfonos móviles que serviría para mejorar la seguridad en los denominados cuadrantes en la capital de la República.

“Como lo expresé en esa oportunidad se trataba de un joven del cual había recibido referencias de algunos amigos cercanos. Me he llevado una sorpresa al constatar que el señor Sepúlveda robó a un ingeniero constructor amigo. Es un timador”, precisó Guarín en uno de los apartes de documento. (Ver "Con su actuación Andrés Sepúlveda puso en riesgo el proceso de paz": Fiscalía)

El exviceministro presentó dicha comunicación para alertar el hecho de que en esa oportunidad Sepúlveda le manifestó que estaba laborando con la Unidad Antiterroristya de la Policía de Bogotá. Esta denuncia también será investigada por el ente, quien busca establecer todos los nexos que tuvo el ahora denominado ‘hacker’, quien mediante las interceptaciones de estos correos habría buscado sabotear las negociaciones de paz.

“Me preocupa que así como actuó en el caso que le menciono pueda ser un individuo con más alcances criminales y que la supuesta oferta de donación de la aplicación para teléfonos móviles sea una fachada para acercarse e infiltrar a la policía. ¡Sería muy grave!”, aseguró Guarín en una comunicación enviada este viernes, después de que su nombre fuera relacionado con Sepúlveda Ardila, procesado actualmente por cinco delitos y privado de su libertad en el búnker de la Fiscalía General.