Fiscalía dice que no se necesitaba legalizar las pruebas halladas en casa de Jorge Enrique Pizano

Jorge Enrique Pizano se desempeñaba como controller de la Concesionaria Ruta del Sol y falleció el pasado 8 de noviembre en su lugar de residencia por un infarto.

Jorge Enrique Pizano se desempeñaba como controller de la Concesionaria Ruta del Sol. Archivo

La investigación que lleva la Fiscalía sobre la muerte del excontroller de la Ruta del Sol Jorge Enrique Pizano y testigo clave en el caso Odebrecht sufrió un revés. El ente investigador no podrá usar por el momento las pruebas recopiladas en su casa, entre las cuáles está el hallazgo de un tarro de cianuro y varios computadores. ¿La razón? Un juez determinó que esos elementos no tienen valor judicial porque la diligencia realizada no cumplió los requisitos legales.

Como se sabe, Pizano falleció el pasado 8 de noviembre de un infarto al miocardio, según determinaron las autoridades.  Su hijo Alejandro, murió por envenamiento por cianuro y luego la Fiscalía halló el cinuro. En respuesta, la Fiscalía ya apeló dicha decisión y señaló que las pruebas se recopilaron debido a una diligencia de inspección voluntaria, con presencia de delegados de la Procuraduría y no un allanamiento, por lo que no era necesario hacer una legalización de las pruebas 36 horas después de la misma.

En rueda de prensa, el fiscal Luis González dijo que acudieron a un juzgado en Paloquemao en Bogotá que les aseguró que este material solo debía ser legalizado cuando se extrajera la información pertinente. En esa diligencia no había presencia de la Procuraduría.

Por eso, dijo González, solo acudieron a un juez de El Rosal (Cundinamarca) cuando se hicieron las copias espejo de los discos duros hallados en la casa de los Pizano. Allí la Procuraduría se opuso a legalizar las pruebas. "Respetamos la posición de la Procuraduría. Estamos confiados que la Fiscalía ha actuado de manera transparente y respetando los protocolos que indican que se debe extraer los discos duros, llevarlos al laboratorio y hacer las copias espejo", dijo.

González señaló que espera que en la apelación se les dé la razón y que la familia ya les anunció que, si es necesario, volverá a entregar los computadores. "La familia sabe que la Fiscalía, el CTI que estuvo el día sábado, estuvo realizando una inspección voluntaria y no un allanamiento", insistió.  

Por otro lado, el fiscal González señaló que tomó la declaración de una mujer que acudió a la casa de los Pizano el día de la muerte de Jorge Enrique a hacer aseo, que les permitió encontrar una toalla con sangre del excontroller producto de una cortada ese mismo día cuando se afeitaba. La toalla entregada voluntariamente por la familia fue analizada por Medicina Legal que determinó que en esa muestra no había cianuro.

"La conclusión es que no hay manos criminales en la muerte de Jorge Pizano", señaló González. Sobre el caso de Alejandro Pizano, Medicina Legal aseguró encontró ADN de Jorge Pizano en la botella de agua saborizada que contenía cianuro y que el joven consumió causándole la muerte.

En la investigación que se realizó, entre el 17 y 18 de noviembre, según Luis González, fiscal delegado para la Seguridad Ciudadana, se halló el tarro de cianuro en un baño auxiliar de la casa de Jorge Enrique Pizano. Según el funcionario, los investigadores fueron los responsables de recoger y buscar huellas dactilares sobre el lavamanos del baño y en las gavetas de madera donde hallaron el producto. Tras varios estudios realizados a los tejidos del excontroller del consorcio Ruta del Sol II, Medicina Legal determinó que no se encontraron rastros de cianuro en el cuerpo del ingeniero.

“El Hospital de Faca le realizó la necropsia al señor Jorge Enrique Pizano, y según el hospital, el resultado de la necropsia es una muerte por infarto al miocardio. El hospital nos entregó unas muestras de tejidos que fueron analizadas en dos laboratorios del instituto, uno en la ciudad de Ibagué y otro en la ciudad de Bogotá, y los resultados son concluyentes para el instituto: no hay cianuro en ninguna de las muestras”, aseguró el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

El exgerente de la empresa de Acueducto de Bogotá y excontroller de la Concesionaria Ruta del Sol falleció en su finca en Subachoque (Cundinamarca). De acuerdo con las primeras investigaciones del caso, Alejandro Pizano habría encontrado el cianuro en una botella de agua saborizada que se hallaba en el escritorio de su padre (Jorge Enrique Pizano), de la cual ingirió un sorbo. Al notar el mal sabor, el joven intentó expulsar el líquido de su cuerpo, sin embargo, a los pocos minutos falleció.

825862

2018-11-26T19:33:21-05:00

article

2018-11-27T00:01:06-05:00

jjaimes_250826

none

Redacción Judicial

Judicial

Fiscalía dice que no se necesitaba legalizar las pruebas halladas en casa de Jorge Enrique Pizano

98

4721

4819