Fiscalía documentó 200 casos de tortura del Bloque Central Bolívar de las AUC

En una audiencia concentrada el ente investigador solicitó la extinción de dominio de 172 bienes inmuebles, avaluados en 50 mil millones de pesos, para la reparación de víctimas.

La Fiscalía General determinó que durante años el excomandante paramilitar Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias ‘Macaco’ ocultó bienes obtenidos por el actuar ilegal de los grupos que comandó en diferentes departamentos del país. El exjefe ‘para’ fue excluido de los beneficios de Justicia y Paz tras reconocer que continuó con sus actividades delincuenciales después de desmovilizarse.

Como este caso el ente investigador ubicó 46 bienes, avaluados en 53 mil millones de pesos, que no fueron ofrecidos por los postulados. Tras establecer este caso la Fiscalía General ha tenido que hacer la respectiva solicitud de embargo de estos bienes con el fin de pasarlos al fondo de reparación de víctimas de los grupos paramilitares.

En días pasados igualmente se hizo una solicitud formal con el fin de solicitar la extinción de dominio de 171 bienes del Bloque Central Bolívar de las AUC. Esta petición se hizo durante la audiencia que se adelanta en la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá en contra de los comandantes de dicha estructura paramilitar.

En la diligencia judicial la Fiscalía General ha presentado las acciones ilícitas adelantas por dicho Bloque, entre las que se encuentran graves violaciones de los derechos humanos como lo son los 200 casos de tortura documentados. Se construyó un búnker bajo tierra en el Caquetá para torturar a personas señaladas de ser colaboradoras de la guerrilla.

Así como la desaparición de las cuatro hermanas Galargalaga que ya fue esclarecido. El desplazamiento de 139 familias y desaparición del caso de la mina la Gloria. Por estos hechos son procesados Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez; Guillermo Pérez Alzate, alias ‘Pablo Sevillano’; Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’ y Carlos Mario Ospina, entre otros 280 postulados. 

Estos comandantes paramilitares ya adelantaron una diligencia en la cual pidieron excusas públicas a las víctimas de su actuar delictivo. “Contaron cómo fueron los hechos, pidieron perdón, hubo un gesto de reconciliación”, manifestó Carlos Villamil, director nacional de justicia transicional.