Fiscalía General apeló libertad de 'El Turco' Hilsaca

El ente investigador solicitó la vigilancia de la Procuraduría General en el proceso de reparto del funcionario judicial que tendrá que resolver el recurso jurídico.

La Fiscalía General presentó recurso de apelación en contra del fallo emitido el pasado sábado por el juez noveno penal municipal con función de control de garantías que ordenó dejar en libertad al contratista y empresario Antonio Hilsaca Eljadue, más conocido como ‘El Turco’ Hilsaca.

En el recurso el ente investigador aseguró que se presentó una falla en la asignación del juez para resolver el trámite de revocatoria de la medida de aseguramiento presentada por la defensa del contratista por parte del Centro de Servicios de Barranquilla, puesto que esta debía ser resuelta por un juez para bandas criminales y le fue asignada a un juez penal municipal.

Igualmente se asegura que durante la diligencia no se tuvieron en cuenta dos testimonios presentados en contra del procesado que lo vinculaban con la organización criminal y el dinero que les había entregado para su financiación en los últimos años. Para la Fiscalía General el juez fue despectivo con los elementos materiales aportados, dándole plena credibilidad a la defensa de ‘El Turco’.

Para la asignación del funcionario judicial que tendrá que resolver el recurso presentado la Fiscalía General solicitó la vigilancia de la Procuraduría General y que el mismo sea grabado puesto que se considera que se presentaron serias anomalías en el sorteo hecho por el Centro de Servicios de la capital del Atlántico para la realización de dicha diligencia judicial.

Según la Fiscalía el empresario quien ordenó el asesinato de Ovallos Angarita como represalia a que su padre, Luis Emel Ovallos, no se retractó de las acusaciones en su contra ante las autoridades judiciales por un múltiple homicidio en la capital de Bolívar.

Además existen elementos materiales probatorios que permiten vincular a Hilsaca como uno de los principales financiadores de la banda criminal conocida como Los Rastrojos Costeños. Los documentos recolectados indican que el ahora procesado entregaba a dicho gripo armado ilegal 100 millones de pesos mensuales.

Por estos hechos la Fiscalía General le imputó en el mes de noviembre pasado los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir, financiación del terrorismo de grupos de delincuencia organizada y administración de recursos relacioandos con actividades terroristas.