Imputarán cargos por corrupción al general (r) Jorge Salgado, agregado militar en Chile

Noticias destacadas de Judicial

La Fiscalía le va a abrir investigación formal por celebración indebida de contratos cuando era comandante de la Séptima División del Ejército.

La Fiscalía encontró regularidades en la administración de la VII División del Ejército mientras el general (r) Jorge Salgado estuvo a la cabeza. Por esta razón, el ente investigador le imputará cargos por delitos contra la administración pública. Según el ente investigador, las investigaciones adelantadas por las irregularidades en la contratación de la IV Brigada -que pertenece a la VII División- llevaron a la vinculación de Salgado en otro proceso por presuntas fallas administrativas durante su comandancia. (En contexto: Audios revelarían que general (r) Romero obstruyó investigaciones por red de corrupción)

Además, se conocieron detalles de una llamada entre el suboficial Wilson Villota y el sargento Jorge Luis Echevarría, mano derecha del general retirado Jorge Romero, que reveló que el general (r) Salgado habría recibido $100 millones supuestamente para pagar deudas de la División. De acuerdo con Blu Radio, sin embargo, la imputación tiene que ver es con las presuntas fallas administrativas de su gestión que sumarían $160 millones, los cuales habrían sigo devueltos a la institución por el propio oficial. El delito que van a imputarle es celebración indebida de contratos.

En la llamada entre el suboficial Wilson Villota y el sargento Jorge Luis Echevarría, se escucha que “Salgado también había dejado tirado a mi general Romero, a sabiendas de que Romero les colaboró por intermedio de no sé quién ni cómo, le ayudó al general Salgado con $100 millones a pagar las deudas de la división. Entonces eso es lo que tiene ardida a mucha gente, que es la deslealtad de mi general Salgado con toda esa gente, a sabiendas que el man pidió plata en las brigadas para pagar las deudas”.

(Le puede interesar: El general que frenó los falsos positivos en Sucre)

Durante el escándalo de corrupción y otras actividades ilegales al interior de la IV Brigada pasó casi desapercibido el nombramiento del general como agregado de defensa en Chile, país en donde está desde el año pasado. El general, además, lleva a cuestas otro escándalo: su cercanía con José Guillermo Hernández, alias el Ñeñe Hernández. En mayo de este año, el general (r) Salgado pidió su retiro del Ejército, una solicitud, al parecer, motivada por la cúpula del Ejército y el Ministerio de Defensa.

Salgado ha asegurado que, mientras estuvo en la Brigada XI del Ejército en Sucre, en 2007, se opuso a las ejecuciones extrajudiciales. Para esa época, los llamados “falsos positivos” estaban disparados en las unidades militares de todo el país, tanto así que en 2008 se convirtieron en un escándalo nacional que, en su momento, significó el retiro de 27 militares y la renuncia del comandante del Ejército, el general (r) Mario Montoya. Salgado tomó medidas para impulsar investigaciones disciplinarias y para desmantelar el plan criminal del coronel (r) Luis Fernando Borja, quien confesó responsabilidad por al menos 57 víctimas.

El general Salgado también es conocido por ser el cerebro detrás de la operación contra Wálter Patricio Arizala, alias Guacho cuando fue el comandante del Comando Conjunto de Operaciones Especiales (Ccoes). Este jefe de las disidencias de las Farc en el suroccidente del país murió el 21 de diciembre de 2018 en una operación militar que, entonces, le representó a Salgado honores y distinciones. Hoy, tras saberse de su futura imputación, la vida del general (r) Salgado está en otro escenario.

Comparte en redes: