Fiscalía imputará cargos contra Edmundo del Castillo y César Mauricio Velásquez

Esto por su participación en la reunión en la casa de Nariño en la cual se planeó el complot contra la Corte Suprema de Justicia.

Este martes la Fiscalía General solicitará audiencia de imputación de cargos en contra del exsecretario jurídico de la Presidencia, Edmundo del Castillo y el exjefe de prensa de la Casa de Nariño, César Mauricio Velásquez por su conocimiento en la reunión clandestina con el exjefe paramilitar alias 'Job' registrada en abril de 2008.

El ente investigador determinó que existen pruebas documentales y testimoniales que permiten inferir que los dos entonces funcionarios participaron activamente en este encuentro en el que se planeó el complot en contra del magistrado auxiliar de la Corte Suprema, Iván Velásquez quien investigaba la denominada "parapolítica".

En el encuentro, que también contó con la presencia del abogado Diego Álvarez, defensor de Diego Murillo alias 'Don Berna, se "cuadró" la presentación de una denuncia en contra del magistrado auxiliar con el fin de señalarlos de ejercer presiones sobre los paramilitares para que acusaran al entonces presidente Álvaro Uribe de estar detrás de un plan de asesinato a cambio de beneficios judiciales.

Velásquez tendrán que responder por el delito de concierto para delinquir, mineras que de El Castillo tendrá que responder por los delitos de peculado por apropiación, peculado por uso y violación ilícita de comunicaciones.

En el juicio que se adelantó en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia contra la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado y el exsecretario general de presidencia, Bernardo Moreno varios testigos hicieron señalamientos sobre esta reunión asegurando que los dos funcionarios tenían conocimiento claro sobre la planeación y los temas que se iba a tratar en la misma.

Por esto en el fallo condenatorio el alto tribunal había compilado copias para que fueron investigados por los señalamientos hechos en su contra durante el juicio que duró tres años.