Fiscalía imputará cargos a Edwin Besaile por cartel de la hemofilia

El gobernador del departamento de Córdoba será investigado por los delitos de peculado y concierto para delinquir. La fecha de la audiencia se conocerá la próxima semana.

Edwin Besaile es el hermano del Musa Besaile, quien es investigado por la Corte Suprema de Justicia en el escándalo conocido como el cartel de la toga. Tomada de YouTube

Por presuntas irregularidades en el manejo de los recursos de salud destinados a la atención de la enfermedad de la hemofilia, la fiscal 12 delegada ante la Corte Suprema de Justicia imputará cargos contra el actual gobernador del departamento de Córdoba, Edwin Besaile Fayad.

El ente investigativo, quien manifestó que la próxima semana se conocerá la fecha de la audiencia, le imputará los delitos de peculado y concierto para delinquir. El magistrado asignado para esta audiencia de imputación es Hermes Darío Lara Acuña, del Tribunal Superior de Bogotá.

 

Diversas investigaciones han surgido por cuenta del cartel de la hemofilia. Por ejemplo, en octubre del año pasado, el fiscal a cargo de las investigaciones, Daniel Díaz, y el exsecretario de Salud de Córdoba, Jaime Pareja Alemán, quedaron libres. Los investigados, quienes se declararon inocentes por los delitos de concierto para delinquir y cohecho (soborno), son investigados por haber pagado y pedir plata para desviar las investigaciones.

En ese proceso, el ente investigativo dijo que Edwin Besaile y a su hermano, el senador Musa Besaile –quien es investigado por la Corte Suprema de Justicia–, se habrían favorecido de las actuaciones del fiscal y el exsecretario de salud. El exgobernador de ese departamento, Alejandro Lyons, también se habría beneficiado.

La Contraloría, en otra de las investigaciones, tiene abierto un proceso de responsabilidad fiscal al gobernador Besaile por $1.525 millones. Según el organismo de control, la gobernación pagó ese saldo a la IPS San José de la Sabana S.A.S. –que le debía la administración anterior– “a pesar de que ya era de conocimiento público la trama de corrupción que se había montado”. (Le podría interesar: En libertad fiscal del 'cartel de la hemofilia')

En ese informe dice que la IPS facturó a la Gobernación de Córdoba el supuesto tratamiento y entrega de medicamentos de 14 personas, afirmando que habían sido diagnosticadas con hemofilia o enfermedad de von Willebrand. Sin embargo, dichos tratamientos no cuentan con soportes ni actas de comité técnico científico. Asimismo, tampoco estaban las historias clínicas que justifiquen el pago.

A pesar de las irregularidades, según la Contraloría, la Gobernación pagó el total que facturó la IPS por este concepto mediante giro de recursos efectuado el 23 de mayo de 2016 por cuantía de $1.525 millones de pesos, como consta en el certificado expedido por el Banco de Bogotá. (En contexto: Contraloría abre proceso fiscal contra el gobernador de Córdoba, Edwin Besaile)