Fiscalía imputará cargos a Luis Alfonso Hoyos por interceptaciones ilegales al proceso de paz

El ente investigador sostendrá que el exasesor espiritual de la campaña de Óscar Iván Zuluaga ordenó ‘hackear’ las cuentas de los negociadores de las Farc que se encuentran en La Habana.

La Fiscalía General le imputará los delitos de acceso abusivo a un sistema informático, uso de software malicioso, concierto para delinquir, espionaje y violación de datos personales a Luis Alfonso Hoyos por presuntamente haber ordenado la obtención de información de los negociadores de las Farc en el proceso de paz que se adelanta con el Gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana (Cuba).

Para el ente investigador, existen pruebas suficientes para inferir que el exasesor espiritual de la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga fue el “cerebro” de esta actividad ilegal, al ordenar datos reservados de los comandantes guerrilleros y el jefe de prensa de las Farc con el fin de ejecutar una campaña de desprestigio.

Desde la campaña presidencial del candidato del Centro Democrático se contrató a Andrés Fernando Sepúlveda Ardila, un experto en informática y redes sociales con el único objetivo que interceptara los correos electrónicos, recogiera información precisa y la publicara. (Ver Luis Alfonso Hoyos, contra las cuerdas)

Esto tenía como objetivo poner en duda los acuerdos firmados en el proceso así como afectar la imagen del candidato presidente Juan Manuel Santos. Para la Fiscalía General todos los directivos de la campaña presidencial tenían conocimiento de las actividades ilegales adelantadas por el ‘hacker’, condenado a 10 años de prisión tras aceptar su responsabilidad en estos hechos.

“Nosotros tenemos dentro de la investigación que el ‘hacker’ Sepúlveda fue contratado conscientemente por la campaña para adelantar actividades ilegales como la recopilación de información de inteligencia apoyándose en funcionarios del Ejército, de la dirección nacional de inteligencia para sabotear el proceso de paz y deslegitimar al presidente Santos”, precisó el director del CTI, Julián Quintana.

Hoyos se encuentra fuera del país desde enero del presente año. Se ha podido establecer que no asistirá a la diligencia judicial hecho por el cual la Fiscalía le solicitará a un juez de garantías que declare la contumacia, es decir que sea procesado como persona ausente. Mientras su defensa solicitará que participe en la misma vía teleconferencia.

En los interrogatorios rendidos ante el ente investigador, el exasesor espiritual presentó su derecho a guardar silencio hecho por el cual no contestó ni una sola de las preguntas planteadas por los investigadores. En la audiencia judicial el fiscal del caso solicitará que se le cobije con medida de aseguramiento en centro carcelario.