Fiscalía imputará cargos a Sami Spath, amigo de Alejandro Lyons

Conocido como ‘el hombre de la Tula’ será imputado este jueves por los delitos de peculado, y concierto para delinquir.

El exgobernador Alejandro Lyons afirmó que su amigo Sami Spath lo ayudó a mover el dinero.Archivo El Espectador

Sami Spath Storino, amigo personal del exgobernador Alejandro Lyons, será llevado este jueves ante un juez de Montería. La Fiscalía afirma tener las pruebas para imputarle cargos como el enlace con todos los funcionarios y contratistas que, supuestamente, se beneficiaron con el desvío de los dineros públicos de la gobernación de Córdoba. (Le puede interesar: “La corrupción se volvió algo normal”: Alejandro Lyons).

El ente investigador afirma tener testimonios y pruebas que vincularían a Spath con la presunta apropiación de recursos del departamento. “Entre los años 2012 y 2015, Sami Spath Storino habría movido y entregado las dádivas con destino al exgobernador Lyons y a diversas personas asociadas a los hechos de corrupción detectados por la Fiscalía en Córdoba”. Por estos hechos le imputaran cargos por los delitos de peculado por favorecimiento de terceros, y concierto para delinquir. 

"Desde el segundo semestre de 2011, usted Alejandro Lyons, Jesús Henao Sarmiento, Maximiliano García Basanta, Alberto Zapa Pérez, Sami Spath Storino, Carlos Pérez Misael Herrera, Elmer Elias Chapman y otros ciudadanos, se concertaron con la finalidad de cometer delitos indeterminados contra la Administración Pública", informó la Fiscalía durante la audiencia en la imputaron cargos al exgobernador Alejandro Lyons como principal cabeza del desfalco en Córdoba.

En este proceso también se tendrá en cuenta, la declaración del mismo Lyons, quien en su colaboración con la justicia reveló que fue su amigo Spath quien recibió el dinero para entregárselo al exsenador Musa Besaile (preso por este caso). Según las investigaciones ayudó a mover los dineros en torno al llamado cartel de la hemofilia, que inventaba pacientes para desfalcar al Estado. “Al ser testigo y ser mencionado por mi lo han tratado de venderlo como un capo, el gran cerebro, para limitar su capacidad de negociación de la justicia, quieren evitar que sea testigo de la Fiscalía”, denunció en su momento Lyons. (Le puede interesar: Los secretos del pacto de Alejandro Lyons con la justicia).

En este proceso Lyons ya aceptó cargos por los delitos de peculado por apropiación, celebración de contratos sin cumplimiento de los requisitos legales. A pesar de que la Fiscalía documentó que se habría apropiado de $8.700 millones de Córdoba, con el principio de oportunidad tendrá que devolver menos de la mitad de lo que se robó. Si la Corte Suprema avala el preacuerdo que trabaja con la Fiscalía, el delito de concierto para delinquir lo compensará con una condena de cinco años en prisión, que podrá reducir con estudio y trabajo. (En contexto: El “dossier” del político que hundió al fiscal anticorrupción).