Fiscalía imputó cargos a joven investigado por crimen de Tatiana Fandiño

Kevin Rubén Jaramillo, novio de la víctima, no aceptó su responsabilidad el delito de homicidio agravado.

Ante un juez de garantías, la Fiscalía General le imputó el delito de homicidio agravado a Kevin Rubén Jaramillo Valencia, en el marco del proceso que se le adelanta por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon la muerte de la joven Tatiana Fandiño, cuyo cuerpo apareció envuelto en una maleta en el barrio Roma en la localidad de Kennedy el pasado 24 de marzo.

Según las pruebas forenses y médicas recolectadas por el ente investigador, la joven fue sometida a maltratos físicos, entre los que se encuentra la tortura, por parte del ahora procesado y un amigo, quien en estos momentos es buscado por las autoridades. “Fue sometida a actos crueles”, precisó el fiscal del caso durante la imputación de cargos.

Basándose en el dictamen de Medicina Legal “la joven fue amordazada, sometida a actos crueles y su muerte se produjo por asfixia por estrangulación, al parecer cometida con un cable de plancha”, precisó el fiscal del caso al hacer referencia a la participación del capturado, quien sostuvo por cinco años una relación con la víctima.

En el marco de la investigación se pudo establecer que Jaramillo le comentó sobre su participación en el crimen de la joven estudiante de gastronomía con una amiga por Facebook. La Fiscalía General indaga sobre los móviles del asesinato.

Se espera que en las próximas horas el fiscal le pida al juez que cobije con medida de aseguramiento en centro carcelario al procesado argumentando la gravedad del delito imputado, el peligro que representa para la sociedad y los familiares de la víctima.