Fiscalía investiga accidente de avión militar en Cundinamarca

Fuentes militares confirmaron que la caja negra será sometida a un riguroso estudio, así como las partes de la aeronave que son clave para definir trayectorias y punto de impacto.

Cortesía Bomberos Cundinamarca

La Fiscalía abrió una investigación para determinar las circunstancias en las que se presentó el siniestro de un avión del Ejército, en el cerro El Manjui, entre las ciudades de Facatativá y Zipacón, y que dejó un saldo de ocho militares muertos.

Según informó el ente de control, un grupo del CTI se trasladó a la zona del accidente para recuperar elementos de prueba que ayuden a esclarecer las causas del accidente e identificar si existen responsabilidades penales en este caso.

Hasta el momento, la Fiscalía maneja varias hipótesis como las difíciles condiciones climáticas en la zona. Sin embargo, está a la espera de los resultados de las autoridades aeronáuticas que ayuden a orientar la investigación que apenas arranca.

Por su parte, el Ejército también adelanta una investigación interna y con el apoyo de Bomberos de Cundinamarca rescatan los cuerpos de las víctimas, que serán trasladados a Medicina Legal en Bogotá.

Fuentes militares confirmaron que la caja negra será sometida a un riguroso estudio, así como las partes de la aeronave que son clave para definir trayectorias y punto de impacto.

El accidente sucedió pasadas las 4:30 de la tarde. Según información de los organismos de socorro, justo cuando el avión se aproximaba a la capital del país y estaba a punto de sobrevolar el municipio de Facatativá (al occidente de Bogotá), al parecer, se estrelló contra una torre de energía y luego se precipitó a tierra.

En este siniestro aéreo perdieron la vida los tripulantes de la aeronave, los pilotos mayor Jefferson Parada y teniente Carlos Narváez, y el tripulante de vuelo sargento segundo Iván Darío Herrera.

Además, cinco pasajeros identificados como teniente coronel Rafael Gómez y el cabo primero Andrés Morales, y las civiles Mónica Pineda Cañón, Karen Maldonado y Leydi Tatiana Vargas.

La aeronave militar, tipo Cessna Grand Caravan, cubría la ruta entre la base militar de Tolemaida (departamento de Tolima) y Guaymaral (a las afueras de Bogotá).

Con este siniestro son ocho tragedias aéreas en el país, que han dejado al menos 140 víctimas fatales en los últimos dos años.