Fiscalía investiga al general (r) Ramírez Calle por campaña de desprestigio contra la Policía

El exjefe de seguridad de la Casa de Nariño habría participado en la publicación de acciones dirigidas a afectar la imagen de varios oficiales de la Institución.

En una enredadera se ha convertido la investigación de la Fiscalía General por los hechos que habrían rodeado hechos de corrupción en la Policía Nacional. Cada día se añaden nuevos elementos materiales probatorios que abren las puertas a otras indagaciones cada vez más complejas.

En los últimos días se abrió un nuevo capítulo por estos hechos: la presunta vinculación del general (r) Luis Gilberto Ramírez Calle en un plan para la publicación o entrega de información reservada con el fin de afectar la imagen de varios oficiales, entre ellos el entonces director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino.

El nombre del exjefe de seguridad de la Casa de Nariño salió a la luz en el marco de la investigación. El fiscal general encargado Jorge Fernando Perdomo aseguró que un grupo de periodistas habrían participado en la publicación de noticias para afectar el nombre de la Institución como tal.

"Todos sabemos en la investigación que hemos realizado, que detrás de esto, pues hay unos periodistas, ahí viene el tema de los periodistas, que habrían participado en esas estrategias. Sabemos que el señor Miller Rubio ha venido siendo apadrinado por el general Ramírez Calle", precisó en entrevista con BluRadio.

La semana pasada, la Fiscalía pidió que Miller Rubio fuera capturado para poder imputarle el delito de concierto para delinquir porque, supuestamente, desde su cargo como periodista en CM& habría ayudado a la organización del esmeraldero Pedro Orejas, condenado a 20 años por homicidio.

Rubio, por su parte, ha negado cualquier relación con actividades ilegales. El juez del caso negó la petición de la Fiscalía de darle detención preventiva a Rubio y lo dejó en libertad, sin embargo el comunicador seguirá enfrentando un proceso por el delito de concierto para delinquir.  

Esta es una de las hipótesis que se manejan actualmente y que tiene como objetivo verificar la existencia de un complot para dañar la imagen de la Policía ante la opinión pública con la publicación de información en contra de altos mandos de la Institución. 

En febrero de 2016, en una polémica decisión, el general Ramírez Calle fue llamado a calificar servicios. En ese momento su nombre era uno de los más opcionados para ocupar el cargo de director de la Policía Nacional.

En la entrevista radial Perdomo aseguró que se está investigando la participación de un grupo periodistas en otros escándalos como la planeación y ejecución de un complot contra el Fiscal General, el cartel de reintegros a la Policía Nacional y relaciones con organizaciones delincuenciales.