Fiscalía investiga presunto soborno por parte de sobrino de Jorge Oñate

El ente investigador cuenta con información de inteligencia que señala que alias ‘Mandarino’ habría entregado dinero a funcionarios judiciales para lograr su libertad.

La Fiscalía General adelanta una indagación preliminar por el presunto soborno que se habría entregado a un funcionario judicial para lograr la libertad de Armando de Jesús Gnecco Vega, más conocido con el sobrenombre de ‘Mandarino’, procesado por su presunta participación en los hechos que rodearon el crimen del dirigente político Efraín Ovalle.

El ente investigador cuenta con un informe de inteligencia emitido por la Dijín de la Policía Nacional en el cual se indica que un grupo de allegados del procesado habrían contactado al juez para que revocara la medida de aseguramiento que existía en contra de Gnecco Vega. Efectivamente el procesado fue dejado en libertad el pasado sábado.

El director de la Unidad de Bandas Criminales de la Fiscalía General, Álvaro Sarmiento manifestó que a pesar los argumentos que se presentaron en dicha diligencia judicial por parte de los representantes de la Fiscalía, la Procuraduría General y el abogado de las víctimas el funcionario judicial avaló la solicitud de libertad de ‘Mandarino’, quien según las autoridades tiene vínculos con la banda delincuencial de alias ‘Marquitos’.

La controversia de este caso se centró en las dudas que existían y los antecedentes frente a los contactos que se habrían adelantado con miembros de la Rama Judicial para lograr la libertad. “Ese plan se fraguó dos días antes de la audiencia”. El ente investigador busca establecer la veracidad de dicho informe de inteligencia para así tomar decisiones de fondo.

Según el reporte de inteligencia, el sobrino del cantante vallenato Jorge Oñate habría “sobornado a funcionarios de la Rama Judicial que están a cargo de la mencionada audiencia, para recibir beneficios en este caso, la sustitución de medida de aseguramiento que cobija a esta persona”.

En el informe se manifiesta que por medio de un informe de inteligencia y personas cercanas a su núcleo familiar ubicaron al magistrado que dejó en libertad y absolvió a su padre Jesualdo Gnecco Oñate, más conocido como ‘El Mocho Gnecco’ en el proceso que se le adelantaba por el delito homicidio.

“Se tiene conocimiento que estas personas junto con el señor magistrado tiene comunicación directa con los jueces de control de garantías en la ciudad de Valledupar (Cesar), donde la defensa del señor Armando Gnecco solicitará que le sea revocada la medida de aseguramiento que le cobija en la actualidad”, precisa uno de los apartes del documento.

Igualmente se habría manipulado el reparto del proceso en el centro de servicios judiciales con el fin de que el proceso le fuera direccionado al juez en segunda instancia con el fin de resolver el recurso de apelación.

‘Mandarino’ es investigado por su presunta participación en los hechos que rodearon el crimen del líder político del Cesar, Efraín Ovalle registrado el 225 de febrero de 2012. Por este asesinato también será llamado a imputación de cargos el cantante vallenato.

Según la investigación de la Fiscalía General, Gnecco Vega –quien es dueño de estaciones del servicio-tuvo relación con la planeación y ejecución del crimen de Ovalle. Para vincularlo se tuvieron en cuenta comunicaciones interceptadas entre ‘Mandarino’ y el exconcejal del municipio de La Paz conocido como ‘Guanábano’.