Fiscalía investigará a Luis Alfredo Ramos por caso de corrupción en la Corte Suprema

La Corte Suprema de Justicia le notificó al exsenador que no tiene competencia para investigarlo, pues los hechos denunciados ocurrieron cuando él ya no hacía parte del Congreso. Esta mañana, Ramos dio su versión al alto tribunal y reiteró su inocencia.

El exsenador Luis Alfredo Ramos estuvo en la Corte Suprema este lunes en la mañana.Foto: Gustavo Torrijos

¿Pagó el exsenador Luis Alfredo Ramos a la red que habrían creado Gustavo Moreno, Francisco Ricaurte y José Leonidas Bustos en busca de influir en decisiones de la Corte Suprema? A partir de este momento, la encargada de resolver ese interrogante será la Fiscalía y no la Corte Suprema, que le informó a Ramos esta mañana que no tenía competencia para asumir su caso, pues los hechos que se han denunciado hasta ahora habrían ocurrido cuando él ya no integraba el Congreso de la República. Ramos fue elegido en 2002y fue reelegido en 2006. (Vea: Abren indagación preliminar contra Luis Alfredo Ramos, Hernán Andrade y Álvaro Ashton)

Ramos se presentó esta mañana en el alto tribunal, que desde agosto de este año está indagando sobre los supuestos pagos que habrían hecho distintos congresistas o excongresistas a cambio de tener injerencia sobre decisiones de la Corte. El caso más conocido hasta ahora es el de Musa Besaile, quien a finales de agosto aceptó haberle pagado $2.000 millones a Gustavo Moreno para frenar una orden de captura que presuntamente se había expedido en su contra. 

"Como lo he reiterado, no tengo ni he tenido ningún tipo de relación personal, profesional o política con ninguno de los magistrados denunciados e investigados". Esa, en resumen, es la versión que el exsenador Ramos le dio a la Corte Suprema en la mañana de este lunes, según él mismo divulgó en su cuenta de Twitter. Ramos dijo que el entonces magistrado Bustos, hoy en el ojo del huracán, avaló una orden de detención en su contra, por la cual estuvo tres años bajo arresto, negó dos veces su solicitud de libertad y aprobó que lo llamaran a juicio. 

 

 

Esta mañana también estuvo en la Corte el senador Hernán Andrade, presidente del Partido Conservador, señalado de haber pagado presuntamente $2.300 millones por verse favorecido con determinaciones en la Corte Suprema relacionadas con los procesos abiertos en su contra. Contra él ya se precluyó un expediente por haber recibido $250 millones del cerebro de Cajanal, Armando Cabrera Polanco, justo dos días antes de las elecciones. En la tarde se espera que vaya la exmagistrada María del Rosario González, la primera que manejó ese proceso de Andrade.