Fiscalía le imputará cuatro delitos a intendente por colaboración en ataque en isla Gorgona

El intendente negó tener nexos con la guerrilla de las Farc a su ingreso a la URI de la Granja donde se realizará la diligencia judicial.

Cortesía

Fuertemente escoltado llegó en la mañana de este viernes a la URI de La Granja, en la localidad de Engativa (noroccidente de Bogotá) el intendente de la Policía, Buenaventura Orobio Caicedo, investigado por presuntamente haber participado con la guerrilla de las Farc en la planeación del ataque en contra de la estación de la Isla Gorgona en hechos registrados el pasado 22 de noviembre.

A su ingreso al edificio judicial, el subcomandante de la Policía de Timbiqui (Cauca) negó tener nexos con la guerrilla de las Farc, La Fiscalía General le solicitará a un juez de garantías que avale la captura realizada el pasado jueves con el fin de imputarle cuatro delitos y solicitar medida de aseguramiento en centro carcelario.

Un fiscal de la Unidad contra el Terrorismo le imputará los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y terrorismo. El ente investigador cuenta con pruebas y testimonios que permiten inferir la relación del uniformado con el grupo guerrillero así como su colaboración con el ataque.

Debido a la gravedad de los hechos materia de investigación y la información recolectada, que puede afectar la seguridad nacional, la diligencia judicial se podría adelantar a puerta cerrada. El ente acusador presentará las interceptaciones de las comunicaciones hechas al intendente en las cuales se puede determinar su cercanía con el grupo subversivo y el “apoyo” que brindó en materia de información y armamento.

En una de las comunicaciones, el subcomandante de Policía recibe de uno de los guerrilleros, cuya identidad no ha sido determinada, una información sobre el número de muertos y heridos en la acción subversiva, así como la destrucción total de la Estación de Policía de la isla. En la conversación el policía celebra los resultados “del golpe”.

Igualmente existen otros elementos para inferir que desde hace seis meses el intendente venía colaborando con dicho grupo guerrillero. Para esto se cuenta con el testimonio de tres desmoviizados de las Farc que dieron luces sobre la relación del policía y los subversivos.

En la acción, adjudicada al frente 29 de las Farc, murió el comandante de la estación, teniente Jhon Álvaro Suárez Carvajal, mientras que otros cinco uniformados resultaron gravemente heridos.

Según el informe oficial, el hostigamiento se presentó mediante el lanzamiento de artefactos explosivos (tatucos) y disparos de fusil contra la Estación de Policía de Isla Gorgona.