Fiscalía ocupa bienes por $1 billón que pertenecerían a capo del narcotráfico

Javier García Rojas sería el propietario de cuatro terrenos ubicados en Cartagena (Bolívar) que suman 107 hectáreas. Alias “Maracuyá”, como también se le conoce, fue incluido en la lista Clinton.

Los cuatro lotes suman 107 hectáreas y están ubicados entre Pasacaballos y Mamonal.Archivo particular.

Cuatro lotes avaluados en $1 billón, ubicados en Cartagena (Bolívar), fueron ocupados con fines de extinción de dominio por la Fiscalía General, en las últimas horas. El propietario, de acuerdo con las pruebas y los testimonios sobre los recursos ilícitos en la adquisición de los terrenos, sería Javier García Rojas, alias Maracuyá, quien durante varios años pasó desapercibido por las autoridades.

Los bienes, ocupados por el CTI de la Fiscalía, suman 107 hectáreas y están ubicados entre Pasacaballos y Mamonal. Según el ente investigador, Maracuyá es un presunto narcotraficante que haría parte de la organización conocida como La Oficina y que, hasta el momento, habría evadido cualquier acción judicial en su contra.

La Fiscalía explicó que el material obtenido por la Dirección Especializada de Extinción de Dominio y la DEA se evidenciaría que los predios, al parecer, pertenecen a las compañías Sociedad Agroconstrucciones S.A.S. y Construcciones Modernas S.A. La primera, según la Fiscalía, García Rojas es el representante legal, mientras que la segunda estaría a cargo de un supuesto testaferro de alias Maracuyá.

Testigos consultados en las investigaciones afirmaron que Javier García Rojas tenía experiencia en el envío de cargamentos de cocaína, y también lo relacionan como socio de José Bayron Piedrahita Ceballos, capturado en septiembre de 2017 por una orden de extradición de la justicia de Estados Unidos por narcotráfico.

Por ejemplo, un extraditado y confeso narcotraficante, desde su sitio de reclusión en Estados Unidos, dijo que en la década de los noventa Maracuyá conseguía base de coca en Perú, los Llanos Orientales y departamentos del sur del país para transportarla en aviones pequeños a una pista clandestina ubicada en Cartago (Valle del Cauca).

“El testigo precisó que, luego del procesamiento del estupefaciente, alias Maracuyá coordinaba la salida de 800 kilogramos a una tonelada de clorhidrato de cocaína en vuelos con destino a México. El extraditado aseguró que conoció del ilícito por la cercanía que tenía en su momento con los capos del cartel del norte del Valle”, precisó el ente investigador.

Un exparamilitar, quien también fue citado por la Fiscalía, dijo bajo juramento que rescató un cargamento de nueve toneladas de coca, entre 1999 y 2000, que Piedrahita Ceballos y García Rojas camuflaron en un barco llamado Nativa. “La Fiscalía cuenta con pruebas documentales, registros comerciales e informes de las sociedades y personas naturales que habrían participado en la compra de los bienes ocupados hoy con fines de extinción de dominio, que conducen a demostrar que alias Maracuyá sería el propietario”, agregó la Fiscalía.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a García Rojas en la lista de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (Ofac), conocida como lista Clinton. Esta sanción, expresó la Fiscalía, implica el congelamiento de cuentas bancarias y bienes, y la realización de transacciones comerciales y financieras entre ciudadanos estadounidenses y alias Maracuyá.