Fiscalía ocupó 33 bienes de alias 'Sebastián'

Los predios incautados tienen un valor superior a los 8 mil millones de pesos.

La Fiscalía General con apoyo de la Policía Nacional ocupó con fines de extinción de dominio 33 bienes y varios vehículos lujosos de propiedad del máximo comandante de llamada Oficina de Envigado, Erickson Vargas Cardona, alias ‘Sebastián’.

Alias ‘Sebastián’ fue capturado el pasado 8 de agosto durante un operativo en una lujosa casa en el municipio de Girardota (Antioquia). (Ver Así vivia alias 'Sebastián')

Se ha podido establecer que los predios se encuentran a nombre suyo y de su hermano Franklin Vargas Cardona, alias ‘El Flaco’, jefes de la denominada Oficina de Envigado y varios testaferros, entre ellos sus familiares.

La Fiscalía indicó que son inmuebles urbanos y rurales ubicados en la ciudad de Medellín y los municipios antioqueños de Bello e Itaguí.

En la operación fueron incautados además 14 mil dólares, 5 mil euros y más de 680 millones de pesos en efectivo, 97 joyas “exclusivas de colección”, una sociedad y tres establecimientos de comercio.

Los predios ocupados y los bienes objeto de la incautación por parte de la Fiscalía, superan los 8 mil millones de pesos.

Es señalado por las autoridades de haber sido uno de los sicarios de la antigua 'Oficina de Envigado' y cercano a alias ‘Don Berna’, exjefe paramilitar extraditado a Estados Unidos y quien era el jefe de esa temible red de asesinos.

Participó junto con 'Don Berna', en el grupo de 'Los Pepes', que se enfrentó al jefe del cártel de Medellín Pablo Escobar a principios de la década de 1990. (Ver 'Sebastián' habría ordenado masacre)

Con el aumento de su injerencia delictiva en la zona, alias ‘Sebastián’ inició su participación dentro de la puja interna para convertirse en el cabecilla de la “Oficina de Envigado”, lucha que libró contra alias ‘Valenciano’, éste último capturado en Venezuela.

A finales de 2010, el Gobierno incluyó a alias de ‘Sebastián' en el programa de recompensas, a pesar de que no existía en su contra ninguna orden de captura vigente.

Según las autoridades los hermanos Vargas Cardona iniciaron su carrera delictiva con el tráfico de narcóticos desde el Chocó y la zona de Urabá, además del tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares y extorsiones a comerciantes y transportadores de la capital antioqueña y su Área Metropolitana.