Fiscalía pide investigar presiones a testigo en el caso Colmenares

Juan Sebasitán Bautista Grillo recibió un mensaje en Facebook en el que se le recordaba que debía declarar en el juicio contra Laura Moreno y Jessy Quintero. "Ojalá esta vez no le de Alzheimer".

La delegada de la Fiscalía General y el abogado Jaime Granados Peña le solicitaron a la jueza 11 de conocimiento que compulse copias para investigar las presuntas presiones que habría recibido el joven Juan Sebastián Bautista Grillo para declarar en el proceso que se adelanta contra Laura Moreno y Jessy Quintero por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon la muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar en hechos registrados el 31 de octubre de 2010.

Esto después que el mismo testigo relatará en la audiencia celebrada este miércoles que ayer por la noche recibió un mensaje en su cuenta de Facebook en el que se le recordaba que debía declarar en el juicio: “Hola Grillito, recuerda que tienes que presentarte en el juicio o sino la policía te va a llevar. Espero que esta vez no te de Alzheimer. Recuerda que la primera vez dijiste que Luis Andrés Colmenares no se podía sostener de la borrachera” (sic).

Ante la pregunta la Fiscalía General el testigo aseguró que el mensaje lo recibió a las 9:09 de la noche del martes. Por estos hechos se solicitó que el mensaje no sea borrado y se abra una investigación de inmediato. “Podría ser una obstrucción a la justicia”, precisó el abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de Laura Moreno.

Igualmente la fiscal delegada ante la Corte manifestó que esto podría ser una amenaza a un testigo para afectar la verdad. El testigo aseguró que desconoce la persona que le envió dicho mensaje puesto que no la conoce. Se ha podido determinar que el mensaje fue enviado desde la cuenta de Lucely Cespedes.

“Fue un mensaje de Facebook que me llegó como diciendo ‘oiga no olvide decir esto’. Lo primero que hice fue decirle a la Fiscalía. Me decían que recordara que Luis Andrés estaba borracho y que no se podía ni parar”, aseguró.

El testigo aseguró que no se siente amenazado por este mensaje porque siempre ha dicho la verdad en este caso “con aras de determinar quién fue el verdadero culpable del asesinato de Luis Andrés, o bueno, la muerte desconocida”.

El joven estuvo presente en la fiesta de disfraces celebrada en la discoteca Penthouse, el 29 de octubre, y después en la búsqueda que se emprendió en el parque El Virrey.