Fiscalía pide medida de aseguramiento contra secretaria de la Judicatura

La diligencia fue programada para el próximo 6 de agosto.

Un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, solicitó ante el centro de servicios del complejo judicial de Paloquemao una audiencia para dictar medida de aseguramiento en contra de la secretaria general del Consejo Superior de la Judicatura Yira Lucía Olarte en el proceso que se le adelanta por las irregularidades en el nombramiento de magistrados auxiliares del alto tribunal.

El fiscal General, Eduardo Montealegre, señaló que la determinación se adoptó luego de descubrir que la funcionaria estaba obstaculizando las investigaciones a través de las cuales se buscaba esclarecer este grave episodio.

El pasado 18 de mayo, la Fiscalía le imputó el delito por falsedad ideológica en documento público, por lo que podría pagar una pena de entre 10 y 12 años de cárcel.

En dicha audiencia, la Fiscalía indicó que la funcionaria judicial habría incurrido presuntamente en adulteraciones de las actas para el nombramiento de 7 magistrados, falsificando para esto las actas de las sesiones privadas incluyendo nombres de personas que no habían sido presentados ni votados en dichas sesiones.

El pasado ocho de mayo, en una rueda de prensa, la funcionaria fue clara en afirmar que dichos documentos no fueron falsificados ni nada por el estilo, y que todo se trató de un “error humano”, hecho por el cual no se puede prejuzgar y condenar a las personas.

“No hay falsedad en las actas, no hay espacios en blancos, no hay decisiones que se hayan tomados contrarias a la voluntad de la sala o que se le hayan escondido a la sala disciplinaria o algún magistrado”, precisó Olarte en dicha oportunidad.

En este caso preciso de la sesión en la cual se aceptó la renuncia del magistrado Iván Casanova Moreno, la secretaria disciplinaria indicó que el error fue de “transcripción” al no anotar que su reemplazo iba a ser Teresa Isabel Tovar.

En este sentido explicó que a dicha sesión si fueron siete magistrados, incluida la magistrada María Mercedes López, quien denunció estas presuntas irregularidades ante la Fiscalía General de la Nación.

En este caso se mostró sorprendida por el tiempo que transcurrió entre la celebración de esa sesión y las denuncias presentadas por la magistrada.