Fiscalía pide que Samuel Moreno Rojas siga en prisión

La defensa del exalcalde de Bogotá presentó por tercera ocasión la solicitud para se le otorgue la libertad.

El fiscal tercero delegado ante la Corte Suprema, Ricardo González, le solicitó a la juez 50 de garantías que no acepte la petición presentada por la defensa del exalcalde Mayor de Bogotá, Samuel Moreno Rojas para que se le otorgue su libertad en el proceso que se adelanta en su contra por el llamado carrusel de la contratación en Bogotá.

Según el fiscal del caso, el exmandatario distrital podría "incidir en los testigos que tienen que ver en este proceso, y que la Fiscalía traerá a este juicio".

Igualmente señaló que los cuatro delitos por los que está siendo investigado Moreno Rojas son graves por lo que no se le puede otorgar este beneficio. "A juicio de la Fiscalía los presupuestos y los fines de la medida de aseguramiento están vigentes, y pido se niegue la revocatoria", aclaró.

Dicha argumentación fue apoyada por los representantes de la Procuraduría, Contraloría e Instituto de Desarrollo Urbano, quienes señalaron que el exalcalde debe continuar privado de su libertad mientras se desarrolla el proceso en su contra por la celebración irregular de convenios viales en la capital de la República.

A primera hora de este jueves, la defensa de Moreno Rojas indicó que su cliente ya no es alcalde de Bogotá, hecho por el cual no tiene ni el poder ni la injerencia para obstruir a la justicia.

En una extensa intervención, el abogado Jorge Arenas señaló que Moreno Rojas ya no es cercano a los funcionarios del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), hecho por el cual se caería el argumento emitido por un juez de garantías que en septiembre pasado cobijó al exalcalde con medida de aseguramiento en un sitio de reclusión.

"El doctor Samuel Moreno Rojas no volvió a la Alcaldía desde que fue suspendido (por la Procuraduría) y cobijado posteriormente con medida de aseguramiento. El riesgo que se tenía de obstruir la justicia no se dio y ya pasó esa posibilidad. La suspensión de la Procuraduría le hacía imposible regresar, no solo a la Alcaldía, sino a cualquier cargo público", resaltó.

Igualmente argumentó que su cliente no tiene ningún poder o relación con la actual Alcaldía Mayor de Bogotá puesto que el actual burgomaestre, Gustavo Petro, ha declarado públicamente ser “enemigo” de Moreno Rojas.

“El pasado primero de enero tomó posesión Gustavo Petro y este desvinculó a todas las personas que hicieron parte del Gobierno del doctor Samuel. El nuevo alcalde es un enemigo de mi defendido", aclaró Arenas.

Por último le aseguró a la juez de garantías que no existe ninguna posibilidad de que su cliente se pueda marchar del país puesto que ha demostrado su compromiso de responder ante la justicia colombiana.

"Nació en los Estados Unidos, pero su arraigo está acá, porque su familia vive en Colombia desde los años 50. Él no tiene nacionalidad norteamericana, su cédula es colombiana. Necesita visa para ir a ese país", indicó al señalar que el exalcalde no es un peligro para la sociedad y no puede obstruir el proceso judicial por el cual está siendo investigado desde hace 10 meses.

La juez de garantías fijó para el próximo viernes 13 de julio, la audiencia en la cual se definirá si se revoca o no la medida de aseguramiento existente en contra de Samuel Moreno.

Vale recordar que el exalcalde de Bogotá está recluido desde el 23 de septiembre de 2011 en la Escuela de Carabineros, y fue acusado formalmente por los delitos de celebración indebida de contratos, peculado por apropiación, concusión y cohecho.