Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 50 mins

Fiscalía recolecta nuevos testimonios en investigación por crimen de Guillermo Cano

Escuchará las declaraciones del ex director de la Policía Nacional, general (r) Miguel Antonio Gómez Padilla y el periodista Mauricio Gómez.

Un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos escuchará este jueves las declaraciones del exdirector de la Policía Nacional, general (r) Miguel Antonio Gómez Padilla y el periodista Mauricio Gómez en la investigación que se adelanta por el crimen del director del diario El Espectador, Guillermo Cano Isaza, registrado el 17 de diciembre de 1986 en el occidente de Bogotá.

Esto dentro de la recopilación de datos sobre los hechos que rodearon el asesinato de Cano Isaza. El oficial en retiro emprendió varios operativos en contra de las actividades ilegales del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, entre las que se encontró la incautación de cargamentos de cocaína en las zonas fronteriza. Así como la detención de varios de sus hombres de confianza. (Ver Pistas para un proceso que es imprescriptible)

El ente investigador busca conformar un contexto histórico sobre el asesinato del periodista. En esta investigación se han escuchado las declaraciones del exdirector de la Policía Nacional, general (r) Óscar Naranjo, el expresidente César Gaviria Trujillo, entre otros dirigentes políticos de la época. Cano Isaza fue asesinado por orden del "capo de la droga" después de una serie de artículos que revelaron que el "prospero empresario" antioqueño se dedicaba a actividades ilegales. 

Y es que fue un artículo el que evidenció que el entonces representante auxiliar a la Cámara había sido detenido en Medellín, hecho por el cual se evidenciaba una inhabilidad para ocupar dicho cargo. Desde ese momento el Cartel de la droga le “declaró la guerra” a El Espectador y a su director. (Ver "Don Guillermo Cano murió en mis brazos")

En este caso, como ocurrió con el magnicidio de Luis Carlos Galán Sarmiento, fueron condenados a dos años de prisión Pablo Enrique Zamora y Jorge Argiro Tobón. Sin embargo, en fallo de segunda instancia fueron absueltos al determinar que no tenían responsabilidad con el crimen del periodista. Por esta razón el Consejo de Estado condenó a la Nación a pagar una millonaria indemnización por los daños y perjuicios causados.

Las autoridades los acusaron de ser los sicarios motorizados que le dispararon en cinco oportunidades a Cano Isaza minutos después de salir del diario. En la investigación presentaron pruebas que los señalaban de haber sido contratados por el cartel de Medellín para ejecutar el plan ordenado por Escobar Gaviria, Gonzalo Rodríguez Gacha y Evaristo Porras.