La Fiscalía sería víctima de la Universidad de La Sabana

Según denuncias del ente investigador, la institución educativa habría ganado una licitación para decidir sobre más de 200 ascensos de fiscales, usando un documento falso.

Esta semana, la Fiscalía General declaró nula la licitación mediante la cual se decidiría el ascenso de 223 fiscales y la asignación de 700 puestos en el ente acusador. El motivo es que, según denunció la revista Semana, la entidad ganadora de la Licitación, la Universidad de La Sabana, falsificó los documentos que le permitieron hacerse con el contrato.

En diciembre pasado, antes de que la Fiscalía le desembolsara a la Universidad el primer adelanto del contrato -420 millones de pesos-, llegó a su sede un anónimo en el que se señalaba que para ganar el concurso público, la institución educativa había falsificado algunas certificaciones laborales.

Una vez se investigó, dice la publicación de Semana, se comprobó que lo dicho en el documento anónimo era cierto. Ante los hallazgos, el ente investigador se contactó con la entidad y, de común acuerdo, el pasado 4 de marzo se suspendió el contrato que habían firmado a mediados de 2015.

A raíz del episodio tres funcionarios fueron retirados de la institución, entre ellos el  jefe de la Unidad encargada del manejo de las licitaciones y los contratos. El rector de la Universidad, Obdulio Velásquez Posada, señaló que la institución de educación superior puso una denuncia para investigar el presunto delito.