Fiscalía solicita que se declare legal captura de 13 personas por atentados en Bogotá

Estarían presuntamente implicadas en las explosiones registradas en la ciudad en los últimos meses.

El Espectador / Cristian Garavito

Ante la jueza 72 de garantías de Bogotá, la Fiscalía General solicitó que se declare legal la captura de 13 personas señaladas por las autoridades de participar presuntamente en la planeación y ejecución de las explosiones registradas en los últimos meses en la capital de la República.

La diligencia judicial se adelanta a puerta cerrada y se ha prohibido el acceso de los familiares de las personas detenidas en los operativos adelantados por la Sijín y el CTI de la Fiscalía General en diversos puntos de Bogotá en la madrugada del pasado miércoles.

La audiencia de allanamiento de elementos materiales de prueba incautados en los operativos duró 16 horas: inició a las 11 de la noche del miércoles y finalizó a las 4 y 30 de la tarde de este jueves. Los abogados de los indiciados presentaron recurso de apelación en contra de la decisión que avaló dicho procedimiento.

Los juristas aseguran que se presentó una vulneración de los derechos fundamentales de las personas, así como falencias en la incautación de elementos materiales de prueba entre los que se encuentran computadores, teléfonos celulares, libros, cuadernos, entre otros.

Debido a la extensión inusitada de la primera parte de la diligencia, el juez 52 de garantías tuvo que ser remplazado.

Fueron condenados ante la opinión pública

Familiares de las personas capturadas aseguraron que se presentaron evidentes falencias durante los operativos, puesto que los uniformados irrumpieron de manera violenta a sus respectivos hogares y posteriormente iniciaron un rastreo y recolección de elementos sin justificación alguna.

Hermunt Yacumal, hermano de Jerson Alexander Yacumal, aseguró que se llevaron computadores y documentos de la residencia. Frente a las declaraciones del director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino y el vicefiscal General, Eduardo Montealegre indicó que los condenaron ante la opinión pública. 

Por su parte, Rubiela Díaz, madre de Félix Mauricio Gutiérrez –estudiante de filosofía- aseguró que los agentes de policía destruyeron su casa. “Hicieron el informe tomando gaseosa y comiendo pan. Como si no fuera suficiente el terror que nos metieron”.

Mientras que Cyntia Katherine Zambrano, esposa de Luis Daniel Jiménez Calderón, aseguró que pese a su estado de embarazo se presentó una violencia por parte de los agentes durante el allanamiento. Cuando creyó que se había acabado el allanamiento descubrió que un uniformado seguía en su casa revisando.