Fiscalía solicitó protección para testigos en el proceso contra Samuel Moreno

Esto tras recibir denuncias que señalan que habrían sido víctimas de amenazas en contra de su integridad personal y la de sus familiares.

El juzgado 57 de control de garantías de Bogotá le ordenó a la Policía Nacional disponer de un grupo de informados para proteger y acompañar a los familiares del contratista Emilio Tapia Aldana, uno de los testigos claves en los procesos que se adelantan por el escándalo del ‘carrusel de la contratación’.

Esto después que la Fiscalía General hiciera la solicitud para proteger a Tapia y al exsecretario de Salud de Bogotá, Héctor Zambrano quienes denunciaron haber recibido mensajes intimidantes en contra de su integridad personal en la cárcel La Picota de Bogotá, donde se encuentran privados de su libertad.

En audiencia pública, la fiscal tercera auxiliar delegada ante la Corte Suprema manifestó que se habían recibido las denuncias en las que se ponían de presente “la persecución y amenazas por parte de una persona que asistió a la audiencia de juicio a Samuel Moreno por el ‘carrusel’. Además la Fiscalía también conoció que Emilio Tapia, testigo en el juicio, fue amenazado, al igual que sus hijos”.

Debido a estos hechos se abrió una investigación para establecer el origen de estas amenazas. Este miércoles se espera que Tapia Aldana, quien ya fue condenado a 17 años de prisión por el ‘carrusel’ declare en el juicio que se adelanta contra el exalcalde de Bogotá por las irregularidades en la entrega del contrato para la prestación del contrato de las ambulancias que tuvo un costo de 27 mil millones de pesos.

En su declaración, Zambrano –condenado por estos hechos- reconoció que se entregaron millonarias comisiones al entonces alcalde Mayor de Bogotá para que garantizar la entrega de dicho convenio contractual a un grupo de contratistas. Igualmente recibieron parte de la comisión los concejales Hipólito Moreno y Andrés Camacho Casado.