Fiscalía tiene video de un militar destruyendo evidencias de interceptaciones

El uniformado aparece escondido en el cuarto secreto de la fachada restaurante ubicada en Galerías según reveló la Fm.

Esta mañana la emisora La Fm dio a conocer que los investigadores del CTI de la Fiscalía tienen en su poder un video en el que aparece un militar destruyendo evidencias de las actividades de inteligencia que se realizaban en Andrómeda, el restaurante fachada ubicado en Galerías.

La cinta, que dura aproximadamente 56 minutos, muestra que el uniformado estaba escondido en el cuarto secreto del lugar –ubicado detrás de una puerta falsa que fue identificada por los miembros del CTI en el allanamiento–, y al notar la presencia de la Fiscalía rompe varios discos duros de computador, destruye memorias USB y borra archivos de los equipos.

En el cuarto secreto de este local existía una especie de circuito cerrado de televisión donde se grababa todo lo que allí ocurría. Además, en los televisores que estaban ubicados alrededor se recibía señal de las seis cámaras ubicadas en toda la fachada. De tal manera, que este militar también estaba observando todo el operativo de la Fiscalía en el resto del sitio.

Una vez los miembros del ente investigador descubren la puerta falsa se disponen a ingresar. Situación ante la cual el uniformado guarda cintas en una bolsa, esconde más memorias USB en su pantalón y, posteriormente, decide abrir la puerta.

Según los agentes del CTI que se encuentran en proceso de valorar la cinta, y que fueron consultados por La Fm, este video es la primera prueba de que las personas que estaban en Andrómeda eliminaron y destruyeron evidencias de las actividades que allí se realizaban. Además, estas pruebas serán presentadas ante un juez de garantías para su legalización.

La emisora también reveló que los expertos forenses de la Fiscalía lograron acceder a las memorias de 26 de los 28 computadores que fueron incautados en el lugar. Uno de esos archivos contiene una carpeta llamada ‘alcaldes’. Allí se pudo encontrar que los primeros mandatarios de Cúcuta, Chinácota, Convención, Cucutillla, Durania y Chitagá (Norte de Santander) estaban identificados con un correo electrónico y varios números telefónicos, tanto celulares como fijos.

En los archivos también existen carpetas con hojas de vida, que se presume pertenecerían a algunos funcionarios de los alcaldes, así como información oficial de cada gobierno local, actividades y organigramas.

Temas relacionados