Fiscalía y Defensoría liman asperezas tras episodio por líderes sociales de El Salado

Noticias destacadas de Judicial

El pasado 21 de enero, el fiscal general Barbosa envió una carta al defensor Carlos Camargo, indicándole que “la función de la Defensoría no es atribuirle responsabilidades a la Fiscalía”. Tras el desencuentro, ambos funcionarios pactaron un trabajo conjunto para atender los líderes sociales amenazados en El Salado.

“La función de la Defensoría no es atribuirle responsabilidades a la Fiscalía (…) más bien, lo invito a que antes de remitir este tipo de comunicaciones, se informe del rol acusador de la Fiscalía y así podamos avanzar cada uno dentro de sus propias competencias en la protección de los DD.HH. de nuestro país”. Esas fueron frases que el fiscal general Francisco Barbosa le comunicó al defensor Carlos Camargo, el pasado 21 de enero, luego de que la Defensoría del Pueblo pidiera presencia de la fuerza pública en El Salado (Bolívar).

En contexto: “La función de la Defensoría no es atribuirle responsabilidades a la Fiscalía”: Barbosa a Camargo.

El desencuentro que planteó Francisco Barbosa contra la Defensoría del Pueblo se dio luego de que el vicedefensor Luis Andrés Fajardo, tras visitar una región recordada por sufrir una de las peores masacres paramilitares en el 2000, pidiera a la Fiscalía que se hiciera cargo de la situación de el corregimiento de El Salado. De acuerdo con las denuncias, líderes sociales y defensores de DD.HH. han sido amenazados durante los últimos días, a través de panfletos originados al parecer de las Águilas Negras.

“El fiscal general Francisco Barbosa definió como uno de los ejes temáticos principales entre sus objetivos estratégicos, la investigación y judicialización de los responsables de afectaciones a defensores de derechos humanos. En ese sentido, se reunió con el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, para trazar las líneas de trabajo conjunto en dos aspectos: la situación actual de amenazas a líderes sociales en El Salado y el proyecto de coordinación de cifras de esta problemática en el país”, explicó el ente investigador.

Otro de los acuerdos a los que llegaron Barbosa y Camargo fue la creación de una mesa técnica de seguimiento y acompañamiento a la comunidad de El Salado que cuente con la participación, además, de la Fuerza Pública, la Unidad Nacional de Protección y los diferentes ministerios, bajo la coordinación de la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo. Asimismo, se comprometieron a unificar las cifras en cuanto a hechos de violencia contra líderes sociales y defensores de DD.HH. de la región.

“Hay que considerar la presencia de miembros del Clan del Golfo en la zona. Se requiere presencia de la fuerza pública y programas de apoyo psicosocial con la población de El Salado. La Defensoría del Pueblo acompañará a la comunidad, para que se garantice la protección de sus derechos”, explicó el vicedefensor Luis Andrés Fajardo. Ahora, de acuerdo con el último comunicado de la Fiscalía, se desarrollará un trabajo conjunto entre ambas entidades para esclarecer las amenazas.

Lea también: Defensoría del Pueblo pide presencia de la fuerza pública en El Salado.

En su momento, la Defensoría explicó que la defensora de DD.HH. Yirley Judith Velasco, representante de víctimas de violencia sexual de la misma masacre que se vivió en el corregimiento, está en la mira de las Águilas Negras. Sobre tales amenazas, la Fiscalía dio detalles de sus últimas averiguaciones: “se realizó la búsqueda selectiva en base de datos que permitió identificar que el número desde donde fueron enviados los mensajes amenazantes contra la familia de la lideresa, efectivamente correspondía a una línea usada en el mismo corregimiento”.

Identificar a quienes pretender atentar contra la vida de Yirley Judith Velasco es de vital importancia, pues desde 2019 viene siendo presionada para que abandone su labor como defensora de DD.HH. Hace dos años, la mujer recibió un sobre envuelto en cinta negra, cuyo mensaje era que la iban a asesinar en presencia de su hijo, como ocurrió en el lamentable caso de la lideresa María del Pilar Hurtado en el municipio de Tierralta (Montería).

“Tu no has querido entender que no te queremos en los montes de maria. Vas hacer (sic) la próxima líder asecinada (sic). Te vamos hacer (sic) igual o peor lo que le hicimos a maria del pilar. Tu eres una sapa, guerrillera, sabemos todo de ti. Todo lo que haces, tus reuniones con mujeres, eres una líder fuerte, te vamos a matar, la orden es desaparecerte. Te hemos declarado objetivo militar. Somos un grupo fuerte. Que no comemos de cuento, acaso crees que no sabemos que visitas las veredas. Los policías son nuestros aliados. Ellos nos informan todo de ty (sic)”, le escribieron hace un par de años a Velasco, a quien la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le concedió medidas cautelares.

::Lo invitamos a que conozca más detalles del caso de Yirley Judith Velasco haciendo clic en este enlace::

Comparte en redes: