FLIP solicitó investigar seguimientos a periodistas por parte de Inteligencia Militar

Igualmente apoyó la iniciativa para adelantar un debate en el Congreso con el fin de establecer las fallas en las centrales de inteligencia.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) le solicitó a la Fiscalía General adelantar una investigación pronta y efectiva sobre la recolección de una base de datos de cien periodistas nacionales y extranjeros que tienen relación o han hecho el cubrimiento del proceso de paz que se adelanta entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc en La Habana, Cuba, y que ya cumple dos años.

Para la FLIP es menester establecer el origen de la recopilación de esta información, la cual según la Revista Semana, fue elaborada, conservada y distribuida por parte de la Central de Inteligencia Militar del Ejército (CIME). Según el informe periodístico se habría recolectado un amplio archivo de direcciones de correos electrónicos de los comunicadores de diferentes medios.

En una carta enviada al ente investigador se manifiesta la necesidad de identificar a las personas que estuvieron detrás de este hecho y los móviles, así como la implementación de sanciones jurídicas para los mismos. Para la Fundación en el presente año se han presentado varios episodios de interceptaciones ilegales que hacen recordar a los que adelantó en su momento el DAS.

En este punto cita la conocida Sala Andrómeda –operada por miembros del Ejército en un negocio fachada en el barrio Galerias- así como la interceptación por parte de 2.600 mensajes de periodistas internacionales por parte de la inteligencia militar y que fue denunciado por la Unidad Investigativa de la cadena Univisión. “(Esto) constituye una violación a la libertad de prensa”.

Todos estos seguimientos, se alerta, violan el derecho de la confidencialidad de la fuente, la reserva e inhibe la investigación periodística. Según la denuncia los periodistas interceptados han trabajado, además de las negociaciones de paz, temas de seguridad o Fuerzas Militares, o cubren la Casa de Nariño.

“La importancia de los temas que están en la agenda pública, como el proceso de paz, deben estar acompañadas de garantías desde el Estado, las fuerzas de seguridad e inteligencia están llamadas a actuar como garantes y esto implica abstenerse de interferir en la labor periodística”, asegura la FLIP en una circular, en la que además pide protección para la labor.

Como en el caso de las denominadas ‘chuzadas’, se resalta que la información recolectada por este tipo de agencias de inteligencia y seguridad puede ser descontextualizada con el fin de utilizarla como una herramienta para estigmatizar y desacreditar a un grupo predeterminado de personas.

Finalmente se apoya la solicitud presentada por la Oficina del Alto Comisionado de los Derecho Humanos de las Naciones Unidas para adelantar en el Congreso de la República un debate para establecer las fallas (por acción u omisión) de los mecanismos de control de estas centrales de inteligencia y de conocer a los responsables de ordenar la recolección de esta información.

524975

2014-10-30T06:38:12-05:00

article

2014-10-30T06:51:30-05:00

none

Redacción Judicial

Judicial

FLIP solicitó investigar seguimientos a periodistas por parte de Inteligencia Militar

86

3113

3199